La noche de la empresa vasca 2022
REGISTRO

Ceit apuesta por la especialización

Su nuevo plan estratégico 2022-2025 prevé destinar 40 millones de euros al desarrollo de activos tecnológicos

Instalaciones de Ceit en San Sebastián.
CEIT
Y el Mejor Empresario Vasco del Año 2021 es...
REGISTRO
Ainara Lozano
San Sebastián
March 1, 2022

La especialización, el desarrollo de activos tecnológicos y la apuesta por el talento son los tres ejes que guiarán el rumbo de Ceit durante los próximos cuatro años, tras aprobar el centro tecnológico su plan estratégico 2022-2025 el pasado mes de enero. Según afirma su presidente ejecutivo, José María Rodríguez Ibabe, Ceit aborda esta nueva etapa “más fuerte que nunca gracias al esfuerzo llevado a cabo por todas las personas que lo conforman”, tras unos “años duros, especialmente condicionados por la pandemia”. Como en todo plan estratégico, el centro guipuzcoano afronta este nuevo periodo con múltiples objetivos en distintas áreas, pero su presidente ejecutivo destaca tres como los más importantes: mantener un crecimiento sostenido, en el que entre un 40 por ciento y un 50 por ciento de los ingresos proceda de la transferencia de tecnología a empresas; aumentar el número de doctorandos en más de un 30 por ciento en los próximos cuatro años; y, por último, la creación de tres nuevas empresas de base tecnológica.

Saber renunciar y focalizar

La especialización será uno de los pilares que contribuirá a alcanzar las metas fijadas. Rodríguez Ibabe considera que “la especialización supone saber renunciar a ciertas líneas, mientras se focalizan los esfuerzos y recursos en otras” para “hallar la mejor forma de ayudar a las empresas a ser más competitivas”. Una tarea que “resulta siempre difícil y que conlleva un riesgo, pero creemos que es la mejor forma de fortalecernos como organización”. En esa línea, Ceit buscará especializarse en las áreas en las que es referencia, como son la fabricación avanzada, el transporte sostenible, la economía circular y la digitalización, “a fin de poder ofrecer un mejor servicio a las empresas”.

En esa línea, el centro continuará desarrollando diez áreas tecnológicas durante el próximo cuatrienio, que abarcan desde la electrónica de potencia hasta la metalurgia, pasando por los sistemas inteligentes para la Industria 4.0. No obstante, “si hay que destacar una tecnología en la que Ceit es especialmente fuerte es la de los gemelos digitales o digital twins, modelos físico- químicos que replican de manera virtual el comportamiento de un proceso o componente en las condiciones de trabajo”. Rodríguez Ibabe adelanta que esa tecnología la están aplicando en distintos sectores para, por ejemplo, mejorar la eficiencia de plantas siderúrgicas, optimizar los procesos en la depuración de aguas y para el diseño de vehículos eléctricos más eficientes.

La especialización proyectada por Ceit se concretará a través de la inversión en equipamiento puntero para disponer de tecnología de vanguardia, así como con el fortalecimiento de los grupos de investigación mediante la incorporación de talento y la definición y puesta en marcha de una estrategia de desarrollos de activos tecnológicos.

Los proyectos en los que trabaja Ceit contribuirán, a su vez, a avanzar en su especialización. Entre ellos destaca su participación como fundador en la ‘Europe’s Rail Joint Undertaking’, la nueva alianza de la I+D europea dedicada al ámbito del ferrocarril. En este contexto, prevén la participación en proyectos durante los próximos nueve años con un presupuesto de más de 13 millones de euros. Unas perspectivas que llevan al presidente del centro afirmar que, “quizás, es el proyecto que puede marcar un hito en la historia de Ceit”.

Inversión en activos tecnológicos

Ceit tiene previsto invertir 40 millones de euros en su nuevo plan estratégico para el desarrollo de activos tecnológicos hasta 2025. Como avanza Rodríguez Ibabe, los activos tecnológicos se agrupan en cuatro áreas de trabajo: sistemas de inspección y monitorización industrial, sistemas ciber-físicos, gemelos digitales de procesos físico-químicos y equipamiento e instalaciones singulares. Todos esos activos “buscan reducir el riesgo y el tiempo que supone a las empresas la inversión en I+D+i en el lanzamiento de nuevos productos y servicios”, explica el presidente de Ceit. Y es que su objetivo es generar un conocimiento aplicado y desarrollar activos que puedan ser más rápidamente transferidos a las empresas.

Uno de sus activos tecnológicos más relevantes es la plataforma de localización en interiores a través de Ultra Wide Band (UWB), que ha sido y está siendo transferida a distintas compañías relacionadas con los sectores logístico, Oil&Gas y siderúrgico. “Nuestros clientes no podrían tener en dos años un nuevo producto con una tecnología que nos ha costado desarrollar más de siete. Este es un ejemplo de cómo un activo tecnológico reduce plazos y riesgo técnico”, concluye José María Rodríguez Ibabe.

LegalCookiesCondicionesSuscripcionesContactoNosotros

Todos los derechos reservados Industria y Comunicación S.A.