BCMaterials embarca en el avión ‘verde’ con 4AirCRAFT

Prueba la viabilidad de una tecnología que generar combustible neutro en huella de carbono

Investigador de BCMaterials realizando unas pruebas en uno de sus laboratorios.
BCMaterials
Ainara Lozano
Bilbao
July 1, 2022

BCMaterials ha embarcado en la movilidad sostenible tras comenzar a trabajar en el proyecto europeo 4AirCRAFT, liderado por la Fundación para el Desarrollo de Nuevas Tecnologías del Hidrógeno en Aragón. Su objeto es probar a nivel de laboratorio que es viable el desarrollo de una tecnología para generar combustible de avión (keroseno sintético) neutro en cuanto a su huella de carbono, más eficiente que el que se obtiene con los enfoques existentes y económicamente viable. Para la fabricación del combustible, se tratará de captar CO2 a partir de la biomasa o de la atmósfera.

Según explican desde BCMaterials, todas las reacciones que se emplean para generar combustibles se hacen a altas temperaturas y con catalizadores de materiales preciosos. “Nosotros proponemos un proceso que, aparte de captar ese CO2 de biomasa y de la atmósfera, sea menos contaminante que la generación de combustibles con el sistema tradicional. Para ello, usaremos enzimas, las estabilizaremos y las combinaremos con otros catalizadores metálicos”, con el objetivo de llegar a fabricar un combustible de avión a menos de 100 grados, “que consideramos baja temperatura”. El proceso se divide en tres fases, realizando en la primera el diseño de los catalizadores y la investigación a nivel estructural y mecánico para la conversión del CO2. En la segunda etapa, está previsto el diseño y fabricación de un reactor donde se realizará todo el proceso, para en una tercera y última fase realizar una prueba experimental a escala de laboratorio y evaluar los resultados.

Encapsulado de enzimas

El trabajo de BCMaterials en el proyecto proviene de su naturaleza como centro de investigación en ciencia de nuevos materiales. De ahí, que en 4AirCRAFT su trabajo se basa en encapsular las enzimas para darles robustez en un ambiente de trabajo exigente como es el del reactor. La universidad belga de Amberes, experta en la búsqueda de formas innovadoras de biocatálisis basadas en las enzimas, junto a la de Turín, se encargará también de la caracterización de materiales. Las universidades de Helsinki y Sao Paulo, junto con la nipona de Hokkaido, abordarán la parte de catálisis, mientras que el CSIC se encargará del proceso de electrocatálisis y el diseño de soportes avanzados y el reactor. Finalmente, la Fundación aragonesa se encarga del ensamblado del reactor y el testeo. La validación finalizará en 2024, “con potencial para su conversión a producción industrial”, según afirma BCMaterials.

LegalCookiesCondicionesSuscripcionesContactoNosotros

Todos los derechos reservados Industria y Comunicación S.A.