Puerto de Bilbao: foco de atracción de inversiones

La iniciativa privada maneja un desembolso de más de 260 millones en el puerto de Bilbao

Vista aérea de las instalaciones del puerto de Bilbao.
AP BILBAO
Alfonso Alday
Bilbao
1/3/2022

El puerto de Bilbao, que en los últimos años ha acentuado su carácter logístico-industrial, “reflejo de su zona de influencia”, continúa siendo foco de atracción de inversiones. Así lo destacó el presidente de la entidad, Ricardo Barkala, en el marco de la presentación del balance de actividad en 2021.

Las cifras no dejan lugar a dudas. La iniciativa privada maneja un presupuesto de más de 260 millones de euros en la ampliación de instalaciones y nuevos proyectos encaminados a ganar tráficos. La mayor parte del desembolso se concentra en el desarrollo de los nuevos vectores energéticos, dentro de la estrategia de descarbonización marcada por Bruselas. Es el caso de Petronor, que impulsará un hub del hidrógeno, cuya inversión superará los 140 millones. El proyecto de la filial del grupo Repsol contempla la construcción de una planta de producción de combustibles sintéticos a partir de hidrógeno verde, generado con energía renovable.

El grupo Repsol, además, inició en septiembre la construcción de una gasinera, con un desembolso de 10 millones.

‘Hub’ eólico

Dentro de las energías renovables también destaca el reciente anuncio de Haizea Wind Group, que destinará más de 100 millones en la ampliación de sus instalaciones, consolidando la posición del puerto de Bilbao como hub eólico. La compañía construirá una nueva planta, que duplicará la capacidad de producción, para poder convertir hasta 120.000 toneladas de acero anuales en torres y monopilotes.

Tráficos Puerto de Bilbao

Por otro lado, Consignaciones Toro y Betolaza acomete la ampliación de su terminal de carga convencional y ro-ro, localizada en el muelle A6. La empresa, que se hizo con una nueva concesión de 70.150 metros cuadrados, ocupando parte de la primera fase del Espigón central, construye un nuevo almacén de 21.600 metros cuadrados, cuyas obras están muy avanzadas. La inversión prevista ronda los 5 millones.

Depósitos Portuarios

Al mismo tiempo, la terminal Depósitos Portuarios construye seis nuevos tanques de almacenamiento de graneles líquidos alimentarios, con una capacidad de 2.000 metros cúbicos cada uno. Con esta ampliación, la empresa alcanzará una capacidad superior a los 32.000 metros cúbicos distribuidos en 37 tanques. El proyecto ronda el millón de euros. El desembarco del grupo de empresas WeylChem también conlleva una inversión de más de 2 millones en la ampliación de la planta de azufre, que adquirió en agosto del pasado año a Ineos Enterprises. A estas inversiones hay que sumar los 50,6 millones de euros que destinará este año la Autoridad Portuaria. Las principales obras ejecutadas o en proyecto se han centrado en ganar mayor superficie.

En este sentido, en noviembre finalizó la urbanización de 203.000 metros cuadrados de la primera fase del Espigón central, que “hay que poner en valor”, destacó el presidente del puerto, Ricardo Barkala, tras reconocer el interés de clientes industriales, logísticos y operadores. La entidad espera cerrar en breve el pliego de bases del concurso y adjudicar la concesión de la citada explanada en verano. Además, en septiembre arrancaron las obras de ampliación del muelle AZ1, que aportarán 50.000 nuevos metros cuadrados a sumar a la superficie nueva del Espigón central. Contará con una línea de muelle de 251 metros. La inversión asciende a 27,4 millones de euros.

En 2023 vuelta a los niveles de tráfico prepandemia

La Autoridad Portuaria de Bilbao, golpeada en 2020 por la crisis sanitaria y la huelga de estibadores, continúa en la senda de la recuperación de tráficos. La entidad espera crecer este año un 7,4 por ciento, con un movimiento de 33,5 millones de toneladas, que se sumaría al avance del 5,6 por ciento de 2021, para volver en 2023 a los niveles prepandemia. El presidente del organismo, Ricardo Barkala, se mostró “satisfecho” de los datos. “Hemos empezado una tendencia ascendente”. Eso sí, quiso dejar claro que “no todo son toneladas. Es un indicador más, no el único, ni el más importante”. En relación al conflicto laboral de la estiba, Barkala reconoció que “la huelga nos ha hecho mucho daño” e hizo un llamamiento para “firmar, cuanto antes, un acuerdo colectivo de media o larga duración”.

En este sentido, se mostró “optimista”, tras confirmar que “están muy cerca las posturas de las partes”, y confía en que “de aquí a un mes” quede resuelto este asunto y “poder salir al exterior y hablar alto y claro que ya no es un problema, sino una ventaja del puerto”. Por lo que respecta a los tráficos de 2021, la estadística muestra que todos los envases crecieron, a excepción de los graneles líquidos, que cayeron un 2 por ciento. En clave positiva, destacaron los graneles sólidos, con un alza del 27 por ciento; y la mercancía general, que repuntó un 13,5 por ciento más respecto al año anterior.

LegalCookiesCondicionesSuscripcionesContactoNosotros

Todos los derechos reservados Industria y Comunicación S.A.