La noche de la empresa vasca 2022
REGISTRO

Malvados

El Gobierno continúa lavándose las manos. Europa deberá bautizar su santa bondad y darnos las malas noticias.

Y el Mejor Empresario Vasco del Año 2021 es...
REGISTRO
Jesús Galindo
1/11/2020

La Moncloa ha confeccionado su proyecto de presupuestos para 2021. El desastre de sus previsiones ‘macro’, tanto en la actividad e ingresos como en los gastos, anticipa la caída por el precipicio con el inestimable empujón de sus socios parlamentarios. Pedro Sánchez ha decidido mecerse en la liquidez del BCE y en unos potenciales fondos continentales, que ya veremos en qué cuantía llegan y para qué; y, por supuesto, beber del destilado de las encuestas. Solo hay que analizar los sucesos y los datos en los últimos meses y escuchar lo que recitan los gobernantes. Los lemas se repiten de forma incansable con la consigna clara de diluir las malas noticias para dibujar su paraíso artificial.

Como respuesta ante la crisis, el Gobierno ha elevado el techo de gasto del Estado más del 50 por ciento para 2021, casi 200.000 millones de euros. ¡El dinero lloverá sobre nuestras cabezas! También presentó un ‘presupuesto’ a Bruselas, el 15 de octubre, en el que mantiene la hamaca tendida en las playas de Cádiz con música de los ‘Beach Boys’. Esto nos dicen las notas ministeriales: “El aumento de los ingresos públicos en 2021 se explica por la mejora de la economía y la actividad y, en menor medida, por las medidas fiscales que se aplicarán”.

De salida anuncian un déficit público del 11,3% en 2020 y “una mejora de 3,6 puntos en 2021”, hasta el 7,7%. La situación es tan sólida que los socios de Gobierno se vieron obligados a proponer en el Congreso un alza salarial de sus señorías para 2021, que en su ceguera rechazaron los aliados de legislatura. Como hay que protegerse las espaldas, por las elecciones en Cataluña claves para el PSC-PSOE, y por la potencial convocatoria a generales, sí aseguran “el compromiso del Gobierno con los pensionistas, que verán revalorizada su pensión en 2021 según la inflación prevista”; colectivo al que también suman a los funcionarios.

Es todo tan guay que hasta señalan que subirán impuestos y que el paro “se reducirá al 16,3% en 2021 desde 17,1% de 2020”. Las malas noticias, eso esperan en Moncloa, las deberá dar Europa. En Lakua también aguardan a que la UE se las transmita a Sánchez para que siga la cadena de agoreros y, así, confeccionar sus cuentas.

Malvados europeos.

LegalCookiesCondicionesSuscripcionesContactoNosotros

Todos los derechos reservados Industria y Comunicación S.A.