La noche de la empresa vasca 2022
REGISTRO

La pulgada

Nadie quiere aparecer en el vagón de cola y buscan esa pulgada que les diferencie, aunque se tengan que poner de puntillas

Y el Mejor Empresario Vasco del Año 2021 es...
REGISTRO
Jesús Galindo
15/5/2020

Tradicionalmente, los baloncestistas de tierras estadounidenses, por la magia de sus representantes, siempre ganaban algunos centímetros de altura cuando viajaban a Europa. Lógico, a más altura, mayor caché. No era lo mismo me dir 6 pies y 6 pulgadas, arquetipo de los héroes del Oeste en las más de 2.000 novelas escritas por Marcial La fuente Estefanía; que 6 pies y 7 pulgadas. El primero se quedaba en 1,98 metros; y, el segundo, en 2,01 metros. Esa pulgada eran tres centímetros que transformaban al jugador en un pívot de más de dos metros, que en los años ochenta y noventa asustaban en la ficha, pero menos cuando saltaban de corto en la zona. Esta situación, por intereses, se había generalizado y extendido en los últimos tiempos. La NBA, el pasado año, decidió adoptar un protocolo y exigir a todas las franquicias la ‘remedición’ de los jugadores. Lo que se veía en la pista debía coincidir con lo que recogían las fichas. Un buen número de jugadores, con la disculpa de las zapatillas, perdieron una pulgada de altura. Entre las escasas excepciones apareció Kevin Durant. Le debían acomplejar sus 2,11 metros (rozando los 7 pies), por lo que siempre figuró como un 6 pies y 9 pulgadas.

En las últimas semanas, asistimos también al embrollo de las fichas estadísticas sobre el coronavirus. Una confusión en la que han participado todas las administraciones. Países y autonomías parecen de acuerdo en medir, unos en pies y otros en centímetros, todos los daños ocasionados por el Covid-19. El resultado: confusión y dificultad de contar con comparativas y análisis adecuados. Las oficinas de estadística de los distintos países han empezado a procesar y a contar las actas de defunción de los registros civiles. La del Reino Unido ya estima una desviación al alza en los fallecidos por Covid-19 del 25 por ciento. Sin olvidar que la OCDE, tras la revisión de datos aportados, rebajó a España del puesto octavo al decimoséptimo en la clasificación de test realizados por el coronavirus. Todos luchan contra la enfermedad, pero también por la imagen. Nadie quiere aparecer en el vagón de cola y buscan esa pulgada que les diferencie, aunque se tengan que poner de puntillas.

LegalCookiesCondicionesSuscripcionesContactoNosotros

Todos los derechos reservados Industria y Comunicación S.A.