Bilbao pone el foco en el eólico

El puerto, con dos empresas referentes del sector a pie de muelle, Haizea Wind Group y Siemens Gamesa, cerró el pasado año con un movimiento de 150.000 toneladas de componentes eólicos

Movimiento de palas en los muelles del puerto de BIlbao, que el pasado año registró un tráfico de 150.000 toneladas de componentes eólicos.
A.P. BILBAO
Alfonso Alday
Bilbao
1/4/2022

El sector eólico sigue con el viento a favor en el puerto de Bilbao, que tiene a dos empresas de referencia en sus muelles: Haizea Wind Group, que arrancó hace cuatro años la producción de torres eólicas, y Siemens Gamesa Renewable Energy Eólica, que utiliza el enclave como hub de exportación. La dársena cerró el pasado año con un movimiento de 150.000 toneladas de componentes eólicos, destacando los motores, generadores y los soportes de aerogeneradores. “Un tráfico que ha ido creciendo paulatinamente, aunque se ha dejado sentir el impacto de la crisis sanitaria”, según destacaron a Empresa XXI responsables de la entidad que preside Ricardo Barkala.

225 mil m2 ocupan Haizea Wind y Siemens Gamesa en el Puerto de Bilbao

Las previsiones de cara a este año son alcanzar una cifra similar, “dada la actual coyuntura económica”, aunque “hay buenas perspectivas a corto plazo”. Los mismos interlocutores recordaron, en este sentido, el contrato de Haizea Wind para el suministro de torres y monopilotes al fabricante danés Orsted, referente en el mercado eólico marino. De hecho, esta nueva carga de trabajo ha llevado al fabricante a anunciar la construcción de una nueva planta, que duplicará su actual capacidad de producción, con una inversión superior a los 100 millones de euros.

Ampliación de la concesión

Como ya adelantó este periódico, la planta contará con una superficie de 56.000 metros cuadrados, que se sumarán a los 48.800 metros cuadrados de la ya existente. La expansión se realizará en la parcela actual que ocupa en el puerto de Bilbao, donde cuenta con cerca de 127.000 metros cuadrados, y requerirá de una ampliación de su concesión. A las tres naves que conforman la terminal hoy en día, sumará otras dos, así como un área de almacenamiento adicional para acomodar los monopilotes antes de entregarlos.

Según ha podido saber este medio, Haizea Wind ya ha mantenido conversaciones con la Autoridad Portuaria para transmitir sus previsiones de crecimiento, aunque aún está pendiente determinar la superficie necesaria y los plazos. Además de las dos empresas citadas, que suman más de 225.000 metros cuadrados de superficie en la zona de ampliación del puerto, varias empresas estibadoras dedican espacio a este tipo de tráficos. Es el caso de Consignaciones Toro y Betolaza, que actualmente acomete la ampliación de su terminal de carga rodada en más de 70.000 metros cuadrados, elevando su concesión hasta los cerca de 180.000 metros cuadrados. Un proyecto que, en buena medida, también está vinculado a la buena evolución del tráfico del sector de la energía eólica.

“La existencia de nuevos tráficos de productos eólicos hace necesario contar con metros cuadrados de espacio concesional y metros lineales de atraque suficientes”, destacaron desde la compañía, tras recordar que las palas de los aerogeneradores han pasado a tener entre 61 y 73 metros de longitud y que el período medio de estancia es superior a la mercancía tradicional del puerto.

Corredor eólico

De forma paralela, con el objetivo de impulsar este tráfico, la Diputación de Bizkaia y la Autoridad Portuaria de Bilbao siguen dando pasos para la construcción de once apartaderos para transportes especiales a lo largo de la carretera N-240 (Tarragona-Bilbao). Con la ejecución de estas instalaciones se busca minimizar el impacto de la circulación de este tipo de vehículos con destino al puerto, gran parte de ellos relacionados con la industria eólica.

LegalCookiesCondicionesSuscripcionesContactoNosotros

Todos los derechos reservados Industria y Comunicación S.A.