Las firmas vascas resisten peor

El número de compañías del sector manufacturero en el País Vasco cae un 1,2 por ciento en el último año y acumula un descenso del 5 por ciento en el quinquenio, los peores registros de todas las comunidades autónomas

PEXELS KATARINA BABAIEVA
Iñaki Calvo
Bilbao
1/5/2022

El País Vasco concluyó marzo con 6.405 empresas industriales inscritas en la Seguridad Social, lo que supuso un retroceso del 1,2 por ciento en términos interanuales, es decir, 79 compañías menos y un 11,1 por ciento de las 57.860 firmas registradas en total en la comunidad autónoma. Se trata del peor registro de toda España, donde el número de empresas del sector se incrementó en ocho décimas, hasta 106.665. De hecho, la CAPV fue, además de La Rioja (-0,1%) y Aragón (-0,4%), una de las tres únicas regiones españolas que perdieron compañías industriales durante el periodo, según los últimos registros facilitados por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.
En el sentido inverso, Canarias (+2,7%) y Islas Baleares (+2,6%) presentaron el mayor dinamismo sectorial, mientras que en otras zonas de mayor carácter industrial, como Madrid (+1,5%), Comunidad Valenciana (+1,4%) y Cataluña (+0,2%) también se dieron mejoras en el último año. La industria vasca, asimismo, experimentó, con un retroceso del 5 por ciento (335 empresas menos), la peor evolución en España (-2,6%) en el transcurso del último lustro. Esta tendencia a la baja se mantuvo durante el quinquenio en todas las comunidades autónomas excepto en Canarias, donde se contabilizó un progreso de las inscripciones empresariales de este tipo del 1,4 por ciento, Extremadura (+0,9%), Murcia (+0,9%), Andalucía (+0,7%) y Navarra (+0,1%). Por lo que se refiere al resto de las regiones más industrializadas del país, la tónica descendente sufrida por la CAPV se repitió con una intensidad de la caída del número de empresas similar tanto en Cataluña (-4,3%) como en la Comunidad Valenciana (-3,4%) y algo más contenida en la Comunidad de Madrid (-0,4%).

La CAPV tenía 6.405 firmas industriales en marzo

Del mismo modo, el sector secundario del País Vasco se situó en el vagón de cola si la comparación se realiza con la cantidad de empresas inscritas en marzo de 2019, el último completo para dicho mes previo a la pandemia, al descender el número de firmas el 4,1 por ciento (275 menos). No obstante, hay que subrayar que, en este periodo, La Rioja (-4,9%) y Baleares (-4,3%) arrojaron un peor progreso en un contexto generalizado de caídas regionales (-2,9% de media). Solo Murcia (+0,2%) se libró de esta tendencia.

Dinamismo de la construcción

El sector de la construcción está siendo el más dinámico en el País Vasco en los últimos tiempos, con incrementos en el número de empresas tanto en el periodo interanual (+1,5%), como en el trienio (+0,6%) o en el quinquenio (+5,1%). Así, consiguió cerrar el pasado mes de marzo con un total de 5.053 compañías, el 8,7 por ciento del total regional. Tras él se sitúan los servicios, con un 1,1 por ciento más de firmas en el último año y los descensos más contenidos respecto a 2019 (-2,5%) y a 2017 (-1,8%).
Marzo concluyó con 45.494 empresas de esta rama de actividad, el 78,6 por ciento de todas las registradas en la CAPV. Por su parte, el número de compañías del sector agrario, como ocurrió en la industria, cayó en los tres periodos: ocho décimas en el último año, un 3,4 por ciento en relación a la prepandemia y un 2,3 por ciento en el lustro, hasta 908 firmas a finales de marzo pasado. Un dato significativo que arrojan las estadísticas es que el tamaño empresarial ha resultado decisivo a la hora de sortear los efectos de la pandemia.

Dimensión empresarial, clave

Así, se aprecia que las grandes empresas españolas consiguieron incrementar considerablemente su número con respecto a marzo de 2019: un 4,8 por ciento, hasta un total de 2.745, las que cuentan con una plantilla comprendida entre las 250 y las 499 personas; y un 6,8 por ciento, hasta las 2.354, las que disponen de más de 499 trabajadores. En cambio, el número micropymes descendió en el periodo en los estratos más bajos de empleo, especialmente entre las unipersonales y las de un máximo de 5 personas. En las compañías manufactureras este patrón se mantuvo prácticamente idéntico.

LegalCookiesCondicionesSuscripcionesContactoNosotros

Todos los derechos reservados Industria y Comunicación S.A.