Vidrala no se arruga

1.000 millones para acelerar la reprogramación integral de su negocio

La dirección de Vidrala ha decidido acelerar todos sus planes de transformación. Un movimiento en el que juega como dinamizador su nuevo paradigma empresarial.
Jesús Galindo
1/5/22
Vitoria

La dirección de Vidrala ha decidido acelerar todos sus planes de transformación. Un movimiento en el que juega como dinamizador su nuevo paradigma empresarial. El objetivo queda resumido en la intervención del presidente del grupo, Carlos Delclaux, en la rueda de prensa previa a la junta de accionistas: “Somos una empresa de packaging global, más que una fábrica de envases de vidrio. Nuestros clientes cada día demandan más servicios y debemos diversificar para suministrarlos y profundizar en una fabricación más sostenible y rentable”.

El impacto de los precios del gas, “por la gran política energética europea” -como enfatizó-, que prácticamente ha borrado el beneficio del primer trimestre, se ha asumido como un acicate para profundizar en la innovación, la sostenibilidad y la competitividad y para mejorar “la flexibilidad de una empresa que tiene los hornos funcionando 24 horas los 365 días del año”.

Nuevo sistema de precios

Desde el 1 de abril, Vidrala ha modificado su política tradicional de precios. Antes se establecían anualmente, pero ahora se opta por una revisión quincenal o mensual, ligada a un “recarga de energía”, para poder lidiar con “la inflación de precios industriales. En nuestro caso, el precio del gas, que supone el 80% del consumo y el 20% de los costes, pasó de 20 euros MWh hace un año a 110 ahora, pero con picos de 300 al inicio de la invasión de Ucrania”.

Carlos Delclaux, Vidrala.
Carlos Delclaux, Vidrala.

Este hecho no frenará la transformación: “Es muy positivo el nivel de demanda y somos muy competitivos. El vidrio, además, aparece como el envase sostenible definitivo. Por eso hemos decidido acelerar los planes de inversión orgánica y comprometer 1.000 millones de euros para los próximos años seis años”.

En el terreno industrial, Vidrala apostará por unos hornos de fundición de “mayor escala y eficiencia” y por unos hornos hibridados con mayor consumo eléctrico, lo que reducirá las emisiones de CO2”. Contempla reformar diez fusores hasta 2027.

El motor de la sostenibilidad

La variable sostenible actuará como gran dinamizador: reducirán el consumo de agua con la renovación de las plantas de tratamiento en España y de todo el parque de compresores utilizado para el soplado de las botellas; intensificarán la generación para autoconsumo con eólica y fotovoltaica; apostarán por el hidrógeno verde; replicarán y extenderán el aprovechamiento de calor y el embotellado; potenciarán el reciclaje (acutalmente el 48% de la materia prima es vidrio reciclado); ampliarán su filial logística y abrirán el abanico de su oferta a nuevos servicios.

Además, en el campo corporativo, “no vamos a quedarnos quietos. Analizaremos nuevas oportunidades”. Cambian los conceptos, no la esencia emprendedora.

Todas las inversiones en 2022-2027

1 Acciones orgánicas

Vidrala invertirá 1.000 millones de euros en acciones orgánicas en los seis años de 2022-2027. La mitad para reposición y modernización de activos y el otro 50% a expansión y diversificación. De hecho, 150 millones se destinarán a planes de sostenibilidad.

2 Horno de Gallo

Este año culminará la renovación total de un horno de Gallo en Portugal, con 100 millones de inversión. En el periodo 2022-2027 prevén acciones de modernización de distinto calado en una decena de hornos.

3 Autoconsumo

La solar fotovoltaica cobra gran importancia en 2022-2023. El objetivo es construir de 5 a 10 plantas de autoconsumo con potencia unitaria de 7 a 10 MW. Ya trabajan en la de Caudete y planifican otras dos en Portugal y una en Italia.

4 Eólicas

En las islas británicas, el plan de renovables contempla dos parques eólicos, con dos o tres molinos cada uno, para las plantas de Inglaterra e Irlanda.

5 H2 verde

El plan de hidrógeno verde lo afrontan con la idea de instalar electrolizadores y sumarse a los planes promocionados en País Vasco, Portugal e Inglaterra.

6 Térmica

Para la energía térmica, Vidrala contempla replicar en Manchester su experiencia en la recuperación de calor en Italia, con el suministro de vapor al municipio de Corsico.

7 Menos agua

La reducción del consumo de agua tendrá dos capítulos de gran trascendencia. Por un lado, mejorará todas las plantas de tratamiento de sus fábricas en España; y, de otro, renovará todos los compresores del grupo por equipos que no se refrigeran con agua.

8 Reciclaje

La recuperación y reciclaje de vidrio también cuenta con un apartado especial. Invertirán en tecnologías ópticas para mejorar la recuperación en las empresas del sector y en vertedero, ampliarán la red de recogida y, en Inglaterra, Portugal e Italia, invertirán con especialistas del sector.

9 Embotellado de vino

También extenderán su negocio inglés de embotellado de vino a países no productores y como alternativa para agregar valor a sus operaciones corporativas en países centroeuropeos.

10 Logística

La logística y la potenciaciòn de Vidrala Logistics se convertirá en uno de los grandes ejes del grupo en su objetivo de transformarse en una empresa de packaging global. El plan contempla aumentar su flota, con más de 100 camiones, en más de un 50%.

Solvencia y retribución, pilares del plan expansivo

El plan de transformación y crecimiento de Vidrala, con la inversión prevista de 1.000 millones de euros en seis años, se ejecutará “sin consumo de caja y sin deuda”, en palabras de su presidente Carlos Delclaux.

Tampoco afectará a la retribución a los accionistas, ya que mantendrán el incremento del dividendo por acción, las ampliaciones de capital (1x20 este mismo año) y la recompra de acciones para su amortización, inicialmente a razón del uno por ciento del capital por año, con idea de renovarlo cada ejercicio. La solvencia y capacidad de Vidrala de generación de caja se corroboró en 2021. Cerró el ejercicio con una deuda neta de 97 millones de euros, gracias a la reducción de 136,4 millones en el año; y obtuvo un resultado operativo de 267,7 millones de euros, con una mengua anual del 4,3 por ciento. El cruce de estos guarismos estableció una ratio mínima de deuda neta sobre ‘ebitda’, del 0,36 por ciento. El objetivo para los próximos años se dirigirá a mejorar todos los parámetros de competitividad, con la idea de seguir liderando el ranking sectorial de sostenibilidad. Carlos Delclaux calificó el mal dato del primer trimestre de 2022 -baja del ‘ebitda’ del 62,6%- como “coyuntural”.

LegalCookiesCondicionesSuscripcionesContactoNosotros

Todos los derechos reservados Industria y Comunicación S.A.