La noche de la empresa vasca 2022
REGISTRO

Los químicos encuentran la fórmula

El sector sorprende con una rápida recuperación y una tendencia alcista de ventas que se apoya en la internacionalización de sus ofertas

Faes Farma protagoniza la mayor inversión del sector: 150 millones de euros.
FAES FARMA
Y el Mejor Empresario Vasco del Año 2021 es...
REGISTRO
Jesús Galindo
Bilbao

Las empresas vascas del sector químico han registrado una notable transformación en las dos últimas décadas. Tras el cierre de gigantes del sector (Dow, Sefanitro, Cabot..), el horizonte presentaba grandes nubarrones que se han disipado. Como destaca el secretario general de Aveq-Kimika, Luis Blanco Urgoiti: “Tradicionalmente, la industria química vasca actuaba muy apegada a la industria de proximidad, pero en los últimos años ha sabido llevar su oferta a otros mercados y está funcionando. La exportación y diversificación es una de las claves de la recuperación”.

Exportaciones vascas de productos químicos

Los datos del Eustat en 2021 (CNAEs 201-206 y 211-212) reflejan unas exportaciones de 1.146 millones de euros, lo que supuso dejar muy lejos los 764 millones de 2020 y superar en un 2,1 por ciento el registro de 2019 (1.122 millones). Los volúmenes de 2019 y 2021, además, fueron los mejores datos exportadores del sector en su historia; y, como prueba del cambio de paradigma comercial y gestor, más que duplicaron el registro del trienio 2006-2008, cuando la exportación se movía en la banda de los 500 millones.

Índice de Producción de la industria química 2018-2022

La consolidación de este movimiento exterior se refrendó en los dos primeros meses de 2022, en el que los epígrafes analizados agregaron unas exportaciones de 250,8 millones de euros, un 66,8 por ciento más que en igual periodo de 2021 y un 23,8 por ciento más que a febrero de 2019. Como referencia, el IPI vasco del sector químico marcó un crecimiento interanual del 1,9 por ciento en marzo de 2022, que se agregó al 14 por ciento del ejercicio 2021; mientras que "productos farmacéuticos" ascendió al 24,7 y 15,1 por ciento, respectivamente.

Sorprendidos e inversores

Luis Blanco Urgoiti remarca a Empresa XXI que “estamos muy contentos y sorprendidos con la evolución del sector. Todos hemos interiorizado las incertidumbres existentes y esperábamos que afectasen a la actividad, pero hasta ahora no ha sido así”. Como ejemplo, destaca “la buena evolución de la inversión, que ya se sabe que es enemiga de la incertidumbre y que se muestra sólida”.

La situación es tan singular que el sector químico, según las cuentas industriales del Eustat, consiguió en el año de la pandemia, 2020, el mejor saldo inversor del periodo al alcanzar los 100 millones de euros y crecer un 63,7 por ciento sobre 2019. Este volumen supuso superar el anterior récord de 2008 (88,5 millones).

Subsectores más rentables

La fortaleza inversora se apoyó en unos resultados más sólidos a pesar de los menores ingresos. Así, en 2008, las ventas alcanzaron 2.237 millones y el beneficio 151,5 millones; mientras que en 2020, el Eustat estimó una facturación de 1.587 millones y un excedente de 175,8 millones. Esto arrojó un beneficio sobre ventas del 6,8 por ciento en 2008 frente al 11,1 por ciento de 2020. Este salto, básicamente, se debe a la pérdida de peso de los negocios con menor margen en favor de actividades de mayor valor. Este hecho se comprueba al analizar las cuentas de los subsectores de ‘Química básica’ y de ‘Pinturas, química final y farmacéutica’. La primera sufrió un retroceso de ventas del 45,9 por ciento entre 2008 y 2020, de 1.054 a 570 millones de euros, mientras que el beneficio menguó un 41,8 por ciento, de 91 a 52 millones.

ifra de negocio y exportaciones industria química española 2010-2021

El otro subgrupo evolucionó de manera muy diferente. Las ventas retrocedieron un 13,9 por ciento, de 1.182 millones en 2008 a 1.017 en 2020, pero el excedente se duplicó al pasar de 60 a 122 millones de euros. El mayor protagonismo de actividades químicas con más valor añadido y de las pymes frente a las grandes líneas supuso que las ventas del sector cedieran un 29,0 por ciento entre 2008 y 2020, de 2.237 a 1.588 millones, pero que el empleo solo bajase un 15,6 por ciento, de 5.787 a 4.885. Unos datos que muestran una transición hacia disciplinas más exigentes en capacitación técnica y servicios más personalizados.

Como referencia, los establecimientos de industria farmacéutica pasaron de 8 en 2008 a 14 en 2021; los de perfumes y cosméticos, de 14 a 18; los de gases industriales, de 5 a 9; o los de fertilizantes y compuestos nitrogenados de 2 a 7. En sentido contrario, los de pinturas y barnices cayeron de 47 a 35; los de plásticos en formas primarias, de 29 a 11; o los de jabones, de 34 a 17. La química vasca hoy, sin ninguna duda, es muy distinta a la de hace un par de décadas.

La química viaja más lejos

La elevada demanda de productos químicos registrada en 2021, procedente en su mayoría de los mercados exteriores, impulsó la cifra de negocio del sector químico en España hasta 77.241 millones de euros, tras alzarse un 19,7 por ciento. Este crecimiento tuvo su reflejo en el empleo, que se incrementó hasta 710.000 trabajadores. El buen comportamiento de la producción y, fundamentalmente el alza de los precios, incidieron en este resultado a pesar de la limitación de los márgenes provocada por el encarecimiento de las materias primas y el alza del precio de la energía y del transporte marítimo. Una realidad que influirá de manera determinante en la evolución de la actividad a lo largo de 2022. Así lo ha manifestado desde la Federación Empresarial de la Industria Química Española, Feique, su director general, Juan Antonio Labat, al reiterar que aunque los resultados de 2021 evidencian la solidez del sector, “su comportamiento en 2022 se enfrenta a incertidumbres geopolíticas y económicas evidentes, en las que, a la invasión rusa de Ucrania y sus graves consecuencias humanitarias, se une la escalada de precios energéticos iniciada en 2021 y una hiperinflación que amenaza la estabilidad de la mayoría de las economías”.

Crecimiento fuera de la UE

Aunque la mayor parte de la demanda (61,2%) se concentra en los países UE, el sector está mejorando su posición en mercados extracomunitarios como China, Brasil o Turquía, donde se dieron los mayores crecimientos. Los once países a los que se exporta por un valor superior a 1.000 millones de euros: Francia, Alemania, Italia, Suiza, Portugal, Países Bajos, EE.UU., Reino Unido, China, Bélgica y Turquía, representan el 63 por ciento del total de la cifra de negocios exterior, “lo que evidencia la gran capilaridad del sector en mercados exteriores”, lo que se confirma con Polonia, Brasil, Grecia, Irlanda, México y Marruecos, que compraron por valor de entre 570 y 869 millones de euros. En 2021 el sector químico se reafirmó como el segundo mayor exportador de la economía española, al crecer un 21,1 por ciento hasta los 44.527 millones de euros. La elevada demanda y el impacto de los precios también se vieron reflejados en el consumo de productos químicos por habitante en España que, a su vez, impulsó el volumen de producción.

3.120 empresas químicas en España

En España, el sector cuenta con 3.120 empresas, que no incluye otras 890 sin asalariados. Por comunidades autónomas, Cataluña (Barcelona y Tarragona), seguida de Andalucía, con Huelva a la cabeza, se sitúan como zonas de mayor concentración de industria química. La mayor parte de las plantas mantuvieron un alto ritmo de operación hasta alcanzar un crecimiento sectorial del 5,9 por ciento que ha permitido recuperar las 3 décimas perdidas en 2020. En el periodo 2007-2021, el sector acumuló un avance productivo del 25,1 por ciento que contrasta con una pérdida cercana al 23 por ciento del conjunto de la Industria española.

Según indican desde Feique, el mayor crecimiento de la producción se dio en los subsectores más afectados por el impacto de la pandemia, principalmente en la química básica, manteniendo un comportamiento más estable en el área farmaquímica. De hecho, una de las principales ventajas competitivas del sector es su capacidad innovadora. El sector químico lidera la inversión industrial en I+D+i, área a la que destina 1.721 millones anuales. Una apuesta por la innovación que está directamente relacionada con los objetivos de descarbonización y de economía circular.

Distribución geográfica sector químico en España

LegalCookiesCondicionesSuscripcionesContactoNosotros

Todos los derechos reservados Industria y Comunicación S.A.