Cruce peligroso

Norgestión destaca que la tendencia a la regionalización legislativa y a la descarbonización generarán nuevas oportunidades

El director de Norgestión considera que, en esta carrera, “tenemos proveedores en muy buena situación que aprovecharán el proceso de regionalización por su capacidad de atender la realidad económica de cada zona del mundo en tecnología, ingeniería y medios industriales”
Jesús Galindo
1/2/22
Bilbao

Norgestión ha editado su informe anual (clic en el icono de descarga para leer el informe completo) sobre el sector de la automoción en el que destaca, en palabras de su socio-director, Igor Gorostiaga, que “los retos que determinan el entorno global de la industria se mantienen, aunque aparecen nuevos conceptos que incidirán de manera significativa”. Gorostiaga no duda al asegurar que “el momento es complicado para la industria, sobre todo por la velocidad que se imprima al dúo motorización/descarbonización”.

Desde su punto de vista, “los niveles de electrificación de los que se habla son difíciles de creer. En Europa y en Japón, líderes en motores de combustión interna, pesará la realidad económica y la eficiencia de la tecnología con nuevos biocarburantes. En las ferias del sector en Europa, se sostiene que el motor de explosión mantendrá una cuota alta en las ventas de los próximos años y en la descarbonización”.

Hay que moverse

La transición, sin embargo, también es un hecho que marca profundamente al sector: “las concentraciones empresariales continuarán siendo una necesidad, también en las empresas de componentes y auxiliares, dado que el número de proveedores se va a reducir. Las compañías deberán comprar tecnología de ‘nicho’ para posicionase en la gran tendencia que marca la sostenibilidad”.

Igor Gorostiaga, Norgestión.

Como detalla Igor Gorostiaga, aunque “el nivel de electrificación previsto no se alcance, esto no debe significar que no se deba hacer nada. En tecnología y en servicios se registran cambios profundos y las empresas tienen que adaptarse”.

Un factor que contribuirá positivamente a afianzar al sector será “la regionalización”. Gorostiaga afirma que “la legislación existe como driver, pero se adaptará a realidades económicas más cercanas. Europa y Japón no van a olvidar que están fuera de las baterías, ni su liderazgo en otras tecnologías. La ruptura del mercado global y único empieza a ser una realidad marcada por el acceso a las materias primas en cada región y a planes legislativos adaptados, por ejemplo: en el tipo de motorizaciones”.

El director de Norgestión considera que, en esta carrera, “tenemos proveedores en muy buena situación que aprovecharán el proceso de regionalización por su capacidad de atender la realidad económica de cada zona del mundo en tecnología, ingeniería y medios industriales”.

Los retos de las empresas

Por último, como retos adicionales para la cadena de suministro, Igor Gorostiaga apunta a que “los intangibles ganarán peso en el reparto del valor de los vehículos, al igual que la conectividad, o la personalización”; también que la salud financiera de las empresas se presenta como una oportunidad de negocio al facilitar la capacidad de inversión y la flexibilidad de adaptación a demandas variables”.

LegalCookiesCondicionesSuscripcionesContactoNosotros

Todos los derechos reservados Industria y Comunicación S.A.