i+Med ya piensa en la próxima fase

Invertirá 20 millones de euros en la construcción de una nueva sede y en el lanzamiento del primer Instituto Biomédico de Nanohidrogeles Inteligentes, a la vez que proyecta una futura ampliación en 2026

Actuales instalaciones de I+Med en el Parque Tecnológico de Álava.
I+MED

Foto:

Ainara Lozano
Vitoria
1/5/2022

i+Med materializará en los dos próximos años la construcción y puesta en marcha de su nueva sede en el Parque Tecnológico de Álava, en el que se ubicará el primer Instituto Internacional Biomédico de Nanohidrogeles Inteligentes del mundo, lo que supondrá un punto de inflexión en la trayectoria de la cooperativa científica. Según explica Manu Muñoz, socio fundador, se trata de un proyecto de 20 millones de euros “mucho más ambicioso al inicialmente planteado” en 2020, ya que, tras verse retrasado por los efectos colaterales de la pandemia, “ha cobrado una mayor dimensión ante el crecimiento que está experimentando la cooperativa”.

Destinarán 12 millones a maquinaria y tecnología punta

Dedicada a la investigación, desarrollo y comercialización de Nanohidrogeles inteligentes de alto valor añadido para la liberación controlada de fármacos, sustancias activas y otros compuestos para uso médico y farmacéutico, la cooperativa prevé que los movimientos de tierras y la puesta de la primera piedra de las nuevas instalaciones tenga lugar a mediados de 2022, de modo que a finales de 2024 la estructura del edificio y la infraestructura interna esté finalizada para que la planta farmacéutica que albergará entre en pleno funcionamiento en 2025. Una fecha en la que proyectan una facturación de 25 millones de euros.

La redacción del proyecto y la construcción de la sede lo asume LKS Krean. El edificio, levantado sobre una superficie de 3.600 m2, se distribuirá en dos plantas. La cota cero acogerá toda la actividad relativa a administración y logística, mientras que en la primera planta se desarrollarán las actividades de investigación y producción. Todo ello absorberá una inversión de 8 millones de euros, si bien contemplan para 2026 una nueva ampliación de la futura sede con la que responder al crecimiento proyectado, para lo que tienen reservada una parcela anexa de 10.000 m2.

Maquinaria de última generación

Los 12 de millones de euros restantes de la inversión global se destinarán a la adquisición de tecnología y maquinaria de última generación. La sede contará con una sala blanca de última generación y entre el equipamiento a instalar figuran espectrómetros de masas, HPLCs, reactores y agitadores, centrifugadores, autoclaves, envasadoras, microscopios ópticos y electrónicos y reómetros entre otros. i+Med ha lanzado este plan estratégico con el objetivo de situarse en el medio y largo plazo como líder mundial en medicina personalizada mediante sistemas de inteligencia artificial integrados directamente en los nanohidrogeles. Con la I+D como piedra angular de su actividad, una de las líneas que van a potenciar a medio y largo plazo es la bioelectrónica, para lo que han comenzado a trabajar en un proyecto “muy interesante”, según afirman. En la actualidad, desarrollan dispositivos de bioelectrónica basados en nanopartículas de oro para el tratamiento de heridas crónicas.

LegalCookiesCondicionesSuscripcionesContactoNosotros

Todos los derechos reservados Industria y Comunicación S.A.