CAF hincha la vela comercial

Las buenas perspectivas impulsan el plan para incrementar las inversiones industriales en sus factorías europeas

El presidente de CAF, Andrés Arizkorreta; el consejero delegado, Javier Martínez de Ojinaga; y la secretaria del Consejo, Marta Baztarrica.
CAF/JMBIELSA

Foto:

Jesús Galindo
Beasain
1/7/2022

El consejero delegado de CAF, Javier Martínez Ojinaga, se mostró optimista en su intervención ante la junta de accionistas al destacar la recuperación en 2021 de “la dinámica comercial previa a la pandemia” y la previsión de “continuar la expansión de las ventas a un ritmo superior al del mercado y alcanzar una contratación mayor a las ventas ejecutadas en el año”, lo que aporta “visibilidad al grupo” a pesar de las incertidumbres actuales.

El hecho de que la cartera de CAF superase la barrera de los 10.000 millones de euros al cierre del primer trimestre de 2022; las buenas expectativas para los próximos trimestres, con un elevado número de oportunidades abiertas; la alta liquidez (1.100 millones de euros) y la fortaleza financiera, con la deuda financiera neta volviendo al nivel de 1,1 veces el ‘ebitda’, previo a las compras Solaris y Euromaint, se han sumado para estimular los planes de inversión, tanto en las plantas propias como “en nuevas iniciativas de crecimiento”.

Proyectos inversores en marcha

El plan de CAF para 2022 y 2023 contempla un aumento de la partida inversora respecto a los 22 millones destinados en 2021. Estos fondos se destinarán prioritariamente a incrementar la capacidad de las plantas en el exterior, especialmente las de Solaris en Polonia y la de Bagneres de Bigorre. El proyecto también contempla continuar con la transformación del modelo productivo y la mejora de la eficiencia en Beasain, para lo que incidirán en todas las fases del proceso productivo para elevar la automatización, rediseñar los lay-out y modernizar maquinaria.

€22 millones destinó a sus plantas en 2021

Como referencia, en 2021, introdujeron nuevos robots de lijado, mezcladoras de pintura, máquinas de timbrado y rigidez de subconjuntos eléctricos, una tridimensional, una máquina de pintado de ejes, automatizaron el pintado de ruedas y renovaron los servidores para elevar la capacidad de procesamiento requerida para los próximos años. CAF también completó la construcción de un edificio de oficinas para ampliar el área de seguimiento e inspección de proyectos y albergar los departamentos de calidad corporativa y marketing. En Zaragoza mantendrán las acciones de modernización de la planta y las obras para la centralización de la fabricación de los tranvías Urbos. La red manufacturera, además, se reforzará con la próxima culminación de la compra de los activos industriales de Reinchoffen en Alsacia, que reforzará la posición creciente de CAF en Francia y Alemania.

LegalCookiesCondicionesSuscripcionesContactoNosotros

Todos los derechos reservados Industria y Comunicación S.A.