La noche de la empresa vasca 2022
REGISTRO

Worth the trip

Y en el mundo de la empresa tenemos también el debate abierto de cuántos días y de qué forma debemos regular el teletrabajo.

This is some text inside of a div block.
Y el Mejor Empresario Vasco del Año 2021 es...
REGISTRO
Guillermo Dorronsoro
Colaborador
2/2/2023

En los últimos dos años, lo de organizar eventos presenciales se había convertido en un deporte de riesgo, porque entre que lo convocabas y la fecha de la cita, llegaba una nueva ola de contagios, nuevos confinamientos o precauciones y se llevaban por delante todas tus previsiones de asistencia… Ahora que parecía que la última ola de ómicron no había dejado ya a casi nadie sin contagiar, y con un poco de suerte la primavera vendría tranquila, lo de los desplazamientos se ha vuelto a complicar porque lo de movernos se está poniendo caro no, lo siguiente. Si ya nos habíamos vuelto un poco perezosos para trasladarnos, con el precio del combustible por las nubes, ahora nos lo pensamos todavía un poco más. Además, en muchos casos ofrecen la opción de seguir el evento vía online ¿para qué complicarse?…

Aunque luego seguir un evento de estos online es una tarea heroica, y las estadísticas dicen que un 80% “están conectados” pero en realidad se están dedicando a cualquier cosa menos a escuchar las charlas. Las estadísticas también nos dicen que en 2021 ha habido bastantes menos estrenos en salas de cines, y que a esos estrenos han acudido entre una tercera y una cuarta parte menos de personas (en el caso de películas familiares, la cifra desciende a la mitad). Nos quedamos en casa, y esperamos a que la película se estrene en alguna de las plataformas de contenidos (no suele tardar mucho). Nos hemos hecho más exigentes. Lo mismo pasa en las reuniones de trabajo. Antes nos costaba menos movernos, ahora nos lo pensamos mucho más… Es tan sencillo mandar una invitación para una videoconferencia… Que es casi lo mismo que vernos en persona ¿o no? Esa es la cuestión.

Desplazarnos para acudir en persona a una reunión o a un evento (en riesgo de contagio, en coste de combustible o, simplemente, en ahorro del tiempo de ida y vuelta), supone pagar un precio. Antes lo pagábamos en automático, casi sin pensar. Ahora como dicen los ingleses, nos pensamos si merece la pena el viaje. Por eso, para convocar una reunión, ya sea con una sola persona, o con varias, o un evento, sería bueno tener una pequeña checklist de los motivos por los cuáles consideramos qué formato es el más adecuado ¿Qué es lo que hace que sea importante el contacto personal? Si va de intercambiar información, lo online puede servir. Pero si se trata de crear o renovar la confianza, o de negociar y cerrar un acuerdo, lo presencial sigue funcionando siempre mejor…

En el mundo de la educación también se ha abierto un debate de cómo combinar la formación online con la presencial. De nuevo, para que los jóvenes crezcan como personas, es importante el contacto humano, el roce. Pero si una clase se reduce a trasladarles información en el aula, ¿no podría sustituirse por una sesión online? ¿Cuál es el mix óptimo? Y en el mundo de la empresa tenemos también el debate abierto de cuántos días y de qué forma debemos regular el teletrabajo. Es sabido que muchos problemas se resuelven en una conversación casual por el pasillo, o en la máquina de café, y sin embargo se enquistan en reuniones o en cadenas de correos electrónicos. Pero ¿es preciso pagar el precio una hora o más de viajes todos los días? ¿De equilibrios imposibles para conciliar cuanto tienes que cuidar a otras personas, además de hacer tu trabajo?

Es evidente que muchas preguntas ahora no tienen respuesta fácil. Y que, probablemente, no haya respuestas universales que sirvan para todas las empresas, para todos los puestos. Será necesario decantar, aprender de la experiencia, de las buenas y de las malas prácticas. Si tienes alguna experiencia, buena o mala, que quieras compartir conmigo, me interesará conocerla. A cambio, me comprometo a escribir de vez en cuando de estas cosas, compartir ideas y reflexiones (siempre protegiendo la confidencialidad de vuestros consejos, por supuesto). Lo mismo acabamos haciendo una guía útil de las prácticas de telepresencia que merezcan la pena. Y de las cosas para las que se justifique el esfuerzo de viajar. O como dicen en la Guía Michelín: Worth The Trip.

Guillermo Dorronsoro

Doctor en Ingeniería Industrial e Ingeniería Mecánica. Al frente de Innobasque participó en la transformación del sistema de ciencia y tecnología de Euskadi.

LegalCookiesCondicionesSuscripcionesContactoNosotros

Todos los derechos reservados Industria y Comunicación S.A.