La noche de la empresa vasca 2022
REGISTRO

Vacunas

Durante cientos de años, pensar que los domicilios tuvieran agua corriente y potable era ciencia ficción.

This is some text inside of a div block.
Y el Mejor Empresario Vasco del Año 2021 es...
REGISTRO
Luis Blanco
Colaborador
19/5/2024

Estoy muy orgulloso de conservar mi capacidad de asombro. Una capacidad que creo que, como sociedad, estamos perdiendo y que creo que, no solo es triste, es bastante injusto. Asombro ante los logros que la ciencia y la tecnología nos entregan cada día. Hoy he pagado mi café con el teléfono móvil en máquina de vending de la oficina. Me he conectado por videoconferencia con mis padres y mi hija me ha enseñado el material didáctico, de vídeos intereactivos, que utilizan en clase de historia en el colegio… y no salgo de mi asombro.

Durante cientos de años, pensar que los domicilios tuvieran agua corriente, perfectamente potable y siempre disponible, era ciencia ficción. Hoy en día, gracias al cloro, la higiene ha alargado nuestra esperanza de vida a cotas inimaginables hace tres generaciones. Algo que nosotros, como sociedad, ya no valoramos y que no deja de ser un milagro de la ciencia y la tecnología. En plena pandemia mundial, la industria no ha dejado de invertir. La industria vasca, una pequeñísima porción de la manufactura global, pero que es una muestra significativa del clima europeo y global, superado el shock inicial, no se ha detenido y casi todas las semanas tenemos noticias de instalaciones nuevas, líneas de producción nuevas, un nuevo almacén o un nuevo mercado. Casi todos los días, recibimos peticiones en las bolsas de trabajo de perfiles de jefes de producción, comerciales, técnicos de mantenimiento o directores de logística. Y todo ello se debe a la expectativa cierta de que en apenas 12 meses hemos sido capaces de desarrollar vacunas eficaces.

La pasada semana, cuando me llegó el SMS de Osakidetza, me pareció asombroso. Cuando me acerqué al BEC de Barakaldo, me senté en la silla y descubrí mi brazo, le pregunté su nombre a la amable profesional que se disponía a pincharme. Extrañada me preguntó que para qué quería saberlo y le respondí, “porque, cuando cuente esto a mis nietos, me gustaría poder decirles el nombre de la persona que me vacunó”. Con una gran sonrisa sorprendida me respondió “Naiara”.

En nombre de la industria vasca, gracias a Naiara y gracias a todos los que han formado parte de este asombroso milagro.

Luis Blanco

Abogado, especialista en Derecho Industrial. Secretario General de AVEQ-KIMIKA. Vocal de la Junta Directiva de Feique (Federación Española de la Industria Química). Vocal de la Comisión de Medio Ambiente del Gobierno Vasco.

LegalCookiesCondicionesSuscripcionesContactoNosotros

Todos los derechos reservados Industria y Comunicación S.A.