La noche de la empresa vasca 2022
REGISTRO

Optimismo y cautela

La construcción fue bien en 2022. Ascobi no lanza campanas al vuelo

This is some text inside of a div block.
LIFE OF PIX
Y el Mejor Empresario Vasco del Año 2021 es...
REGISTRO
Vicky López
Redactora
27/5/2024

El escenario del sector de la construcción “es mejor ahora que hace cinco años”. Una realidad positiva que el secretario general de Ascobi, Iñaki Urresti, confirmó durante la presentación de los resultados de la actividad constructora en el País Vasco en 2022. No obstante, se mostró reticente sobre la evolución futura del sector, posicionándose bajo un “optimismo cauteloso”, respecto a lo que vaya a acontecer en el presente ejercicio. Y no me extraña, dado que según indicó Urresti, en los primeros meses del año ya se ha percibido un leve frenazo en las ventas. Es evidente que el efecto acción-reacción es cada vez más plausible. La inflación y correspondiente subida continuada de los tipos de interés repercute directamente en la evolución de cualquier actividad, más si cabe, en la construcción. Lo cual mantiene un eterno aura de incertidumbre, que pocos pueden obviar. Pero vayamos a la buena noticia. La construcción de vivienda nueva en 2022 aumentó un 19 por ciento en el País Vasco, y un 13 por ciento en Vizcaya. La actualización de los precios máximos de venta, el pasado julio, dinamizó la producción de vivienda protegida, tras más de una década congelados. Aún así, estas medidas “deben ir acompañadas de otras de carácter legislativo, como la adecuación de los porcentajes de reserva de suelo para vivienda protegida a la realidad, y a la necesidad actual de cada municipio. También por la aprobación urgente del decreto de Estándares Urbanísticos”, reivindicó Urresti.

Además de agilizar la tramitación en la obtención de licencias y permisos. Los datos de 2022 evidenciaron otro ‘pro’, en este caso relativo a las operaciones de compraventa, que aumentaron un 10 por ciento en la CAPV y un 14 por ciento en Vizcaya, con un total de 12.778 operaciones inmobiliarias. Este en el mayor volumen de ventas desde hace 15 años, tanto de pisos nuevos como usados. Y aquí viene el ‘contra’. A pesar del buen resultado, Urresti advirtió que la producción de vivienda nueva sigue lejos de los niveles previos a la pandemia. Y señaló que tenemos uno de los porcentajes de construcción más bajos de España: 2,2 viviendas por cada mil habitantes.

Licitaciones desiertas y parada de obras

Vayamos al volumen de licitación. El dato favorable apunta a la cuantía de la obra pública licitada que en 2022 aumentó un 15 por ciento en el País Vasco y un 37 por ciento en Vizcaya. El responsable de Ascobi se congratuló al anotar este apunte positivo respecto al “afianzamiento de la construcción en un entorno inflacionario, pese al constante incremento de los costes de producción”. Unos costes que, lamentablemente, provocan el aumento de licitaciones desiertas. “Hay más actividad reconoció, pero los márgenes son cada vez más ajustados”. Y mostró su preocupación por la posibilidad de que algunas constructoras estén trabajando por debajo de precio. Efectivamente los datos de Ascobi son positivos. Pero hay que reconocer que cada día nos desayunamos con nuevas catástrofes que no invitan al optimismo. Sean éstas financieras, geopolíticas o de mercado. Sin ir más lejos, la construcción de la quinta torre de Garellano, el edificio residencial más alto del País Vasco, con 36 pisos de altura, está parado porque la constructora no puede afrontar la subida de costes. Y éste solo es un ejemplo.

Vicky López

Licenciada en periodismo económico por la UPV y Máster en Información Económica por la Universidad Complutense, Vicky es una de las periodistas más reconocidas del sector empresarial y económico de Euskadi, con especial atención al ecosistema startup.

LegalCookiesCondicionesSuscripcionesContactoNosotros

Todos los derechos reservados Industria y Comunicación S.A.