La pregunta

¿Cuántos MW de respaldo son necesarios para garantizar el suministro eléctrico en España en los próximos años?

En esta afinada y tranquila transición energética diseñada por las administraciones hacia el paraíso prometido, estaban advertidas de que, si no rectificaban, las inestabilidades se intensificarían. Las voces de muchos agentes económicos de primer nivel, en todos los países europeos en los que alegremente se planificaron cierres de potencia contra el principio de seguridad y soberanía en el suministro, señalaron que las estrategias y plazos aplicados eran peligrosos e ineficientes. Y que nadie lo dude, la ineficiencia siempre sale cara.

Dejando al margen el ya denunciado recibo de la luz, que al IVA suma todos los errores y desvergüenzas de sus señorías para trasladar gasto ‘político’ del Estado, el sistema de generación en España se adentra en un extraño escenario que, de mantenerse, convertirá la electricidad en el mayor lujo para familias y empresas. No se pueden esperar milagros cuando la planificación de casi todo el mundo es la misma: renovables y gas de respaldo. Para que no falle el sistema, en España, se ‘sanciona’ a la nuclear e hidráulica sin razón objetiva, salvo pasar el ‘tipex’ al mal diseño del sistema.

Hoy, la potencia instalada en España supera los 112.000 megavatios -dicen que 45.000 en servicio aseguran el suministro-, de los que 7.000 son nucleares, 26.000 ciclos a gas, 4.400 de carbón y 3.300 de bombeo hidráulico. Con meta en 2030, el Gobierno anuncia subastas renovables por 60.000 MW (6.300 en 2021). A lo que se agrega un plan en vigor que seguirá cerrando las térmicas de carbón. En 2020 se clausuró la mitad de la potencia, y en los próximos trimestres la mitad de la que queda. Solo sobrevivirán tres. Para los reactores nucleares, el cierre empieza en 2027 y finaliza en 2035.

Con estos números, ¿Cómo se asegurará el respaldo generador a las renovables, la seguridad en el suministro a los usuarios, la soberanía energética y la cobertura a la electrificación de la movilidad en los próximos años? La ecuación es peliaguda. El gas, con demanda mundial al alza, no tiene razones para dar alegrías. Así que a corto plazo solo queda empezar a descargar el recibo de las capas de cebolla impositiva, para balancear el precio hacia la producción y la distribución, y reajustar los cierres de potencia térmica.

Para seguir leyendo, suscríbase a Empresa XXI

business

8€*
/mes

21 números de Empresa XXI

+ versión digital

QUIERO SUSCRIBIRME
* Facturable 96 € + IVA / Año

PREMIUM

12€*
/mes

21 números de Empresa XXI

+ versión digital

+ QeQ en la Economía Vasca

+ suplementos

+ precio garantizado 3 años

QUIERO SUSCRIBIRME
* Facturable 145€ IVA incluido / Año

DIGITAL

10€*
/mes

21 ediciones digitales

+ suplementos digitales

QUIERO SUSCRIBIRME
* Facturable 120 € + IVA / Año

basic

$12
month

Cloneable Content

Beautiful Templates

Detailed Guides

Get Started

business

$32
month

Cloneable Content

Beautiful Templates

Detailed Guides

Expert Support

Get Started
* Billed as $420 yearly

Professional

$79
month

Cloneable Content

Beautiful Templates

Detailed Guides

Expert Support

Communities & Groups

Inspiration & Jobs

Get Started
Tags:
No items found.