Huella en Glasgow

Del dicho al hecho hay un gran trecho... y muchos intereses. Ni todo es ciencia matemática, ni todo es política.

This is some text inside of a div block.
Jesús Galindo
Director de Empresa XXI
6/7/2022

Sería muy interesante conocer si la organización, la ONU, de la cumbre del cambio climático de Glasgow ha tenido el detalle de calcular la huella de carbono del evento y de cada uno de sus participantes. Sabemos -nos dicen- que la activista sueca Greta Thunberg llegó en tren. Un gran sacrificio dadas las grandes infraestructuras que une la línea Suecia-Escocia. Podía haber viajado en barco de vela o como holograma, que es el método que Abba ha elegido para su reaparición mundial. Es decir, con huella de carbono difuminada.

El lugar elegido para la cumbre también es emblemático: Escocia. Un país en el que la producción per cápita anual de crudo, cuando hay buenos precios, supera las 13,5 toneladas. Explotación que, por cierto, realizarían todos los países que contaran con reservas y rentabilidad en su extracción. A lo anterior se debe agregar que dos países con derecho de veto en el Consejo de Seguridad de la ONU: Rusia y China (mayor emisor de gases de efecto invernadero), no participaron, y que otros dos gigantes: India y Brasil, también se excusaron.

En este caso debe recordarse que Rusia es el tercer productor de petróleo del mundo, el segundo de gas y el quinto de carbón; que China es el sexto en petróleo, el primero en carbón y el séptimo en gas; mientras que Brasil es octavo en petróleo y la India, tercero de carbón.

Tampoco conviene olvidar que los Estados Unidos ocupa la primera plaza en petróleo y gas y la segunda en carbón; y que la UE, con Alemania y Polonia a la cabeza, se sitúa en la cuarta plaza en carbón.

Algunos de estos países han manifestado que ellos completarán sus procesos de descarbonización para 2060 (Rusia y China) o para 2070 (la India). Estados Unidos depende de quién gobierne. La ONU podría castigarles sin voto, o sin derecho de veto, dada su actitud ‘criminal’ con la humanidad en base a lo que dice su último IPCC, que ya, irremediablemente, nos da por chamuscados en un futuro no muy lejano. A pesar de todo, ¡la aristocracia del jet, o los políticos de infinitas administraciones, no cancelaron el viaje para autocantarse las cuarenta! Advertirles que las prisas no son buenas consejeras. Por eso Greta viaja lento. Es más seguro y, a la larga, más barato.

Jesús Galindo

Jesús Galindo, licenciado en periodismo, es una referencia del periodismo especializado en industria, economía y finanzas en el País Vasco. Al frente del periódico desde hace más de 15 años, Jesús lidera el equipo de periodistas de Empresa XXI.

LegalCookiesCondicionesSuscripcionesContactoNosotros

Todos los derechos reservados Industria y Comunicación S.A.