Fiscalidad global

En las dos últimas décadas el Impuesto de Sociedades ha experimentado un descenso generalizado de su presión fiscal.

This is some text inside of a div block.
Jon Larrinaga
Director de Relaciones Institucionales de Aernova Aeroestructuras.
4/5/2022

La reciente reunión del G7 ha acordado presentar al próximo G20 una propuesta de armonización mínima del Impuesto de Sociedades (IS). En las dos últimas décadas este impuesto ha experimentado un descenso generalizado de su presión fiscal, con una caída de más de 10 puntos en su tipo impositivo en la OCDE. Si a esta tendencia se añaden las prácticas de dumping fiscal de países UE como Holanda, Luxemburgo e Irlanda, que facilitan la elusión del pago de impuestos de los grandes grupos multinacionales, la mayoría de los países han experimentado una reducción de sus bases fiscales en beneficio de unos pocos.

La situación se agrava en la UEM al ser incompatible una Unión Monetaria con un dumping fiscal, entre sus países miembros, que socava las bases de la sostenibilidad fiscal que requiere el mantenimiento del euro.

Asi lo han entendido los 4 ministro/as de economía de los grandes países del euro que, tras 4 años de trabajo en silencio, apuestan por un sistema fiscal más justo y eficiente, apoyando una Directiva de la Comisión que territorializa las bases imponibles del IS. Sin duda las crisis financiera y del Covid explican las medidas anunciadas y si bien el primer impuesto afectado es el de Sociedades, todo parece indicar que estamos ante el inicio de una colaboración internacional que acabará afectando a otras figuras impositivas. Que los USA y Europa, junto con la OCDE y el FMI, encabecen este movimiento nos debe hacer pensar que la colaboración multilateral, que se ha venido debilitando en materia comercial, también irrumpe en el ámbito fiscal.

La propuesta de un tipo mínimo del 15% en el IS, ampliable a un 20%, y el compromiso de que el impuesto grave la actividad real en cada país es un comienzo mínimo en esta andadura. Según un informe de ‘Eutax’, ente creado por la UE para el seguimiento y control de la fiscalidad europea, esta medida aumentaría en un 15% la capacidad recaudatoria del impuesto y en caso de ampliarlo a un 21%, en un 30%. Con independencia de los matices que se introduzcan en el G20, si podemos concluir que la dinámica del dumping fiscal será frenada y que la fiscalidad entre Pymes y grandes corporaciones será más equitativa.

Jon Larrinaga

Licenciado y máster en Economía por la Universidad de Lovaina, trabajó en el servicio de estudios y fue director de riesgos del Banco Bilbao Vizcaya (BBV), así como en el gabinete de estudios creado por el Gobierno Vasco para las relaciones con la Unión Europea, entonces (1986), Comunidad Económica Europea.6​ Desde 2012 es director de Relaciones Institucionales de la empresa Aernova Aeroestructuras.

LegalCookiesCondicionesSuscripcionesContactoNosotros

Todos los derechos reservados Industria y Comunicación S.A.