“Vamos a invertir 12 millones para reducir nuestra huella de CO2 y ser más eficientes”

El director general de Zabalgarbi, Mikel Huizi, adelanta que la compañía invertirá 12 millones de euros el año próximo en un sobrecalentador ESH más pequeño para reducir la huella de CO2 y ser más eficientes. Entrevistado por Empresa XXI, analiza los retos y las líneas tecnológicas en las que ya trabaja Zabalgarbi y augura que es previsible que la valorización energética de residuo industrial vaya en aumento.

This is some text inside of a div block.
This is some text inside of a div block.

Foto:

MIKEL HUIZI
EMPRESA XXI
Y el Mejor Empresario Vasco del Año 2021 es...
REGISTRO
Iñaki Calvo
Bilbao
27/5/2024

> ¿Cómo ha contribuido Zabalgarbi al cuidado del medio ambiente en sus cerca de 20 años valorizando energéticamente residuos?

En este tiempo hemos tratado casi 5 millones de toneladas de residuos, el equivalente a 8 estadios de San Mamés o a 40 veces la torre de Iberdrola. Con las emisiones de CO2 equivalente que hemos evitado frente a vertedero, 6 millones de toneladas, habríamos plantado 10 millones de árboles. Y, además, hemos producido 10 millones de megavatios hora de electricidad.

> ¿Jugará la valorización energética un papel clave en la descarbonización?

Lo está jugando ya. En el siglo XXI, el prejuicio con el que se acercaba a una planta de estas ya está superado en los países europeos referentes en el estado del bienestar. Creo que en Euskadi también. Y falta de ponerse en marcha todo el Sur de Europa.

> Fundamentalmente, valorizan residuo urbano que no puede ser reciclado o reutilizado, pero ¿trabajan también con residuos industriales?

De las 225.000 toneladas anuales que valorizamos, unas 25.000 toneladas corresponderían a residuo industrial y del sector primario, entendiendo ahí tanto al ganadero como al agrario.

"Hemos tratado casi 5 millones de t de residuos y producido 10 millones de MW/h de electricidad"

> ¿Considera que este tipo de residuos ganará peso en la actividad de Zabalgarbi?

Un 65 por ciento del residuo generado en Euskadi, cerca de 4 millones de toneladas, es industrial. Este sector tiende más a reciclar sus propios residuos, por lo que, aproximadamente, estaríamos reduciendo el problema en torno a un millón de toneladas anuales. Pero es un millón de toneladas... ¿Qué hacemos? ¿Lo vertemos? ¿Lo emigramos? ¿O le damos valor?

> ¿De qué tipo de materiales estamos hablando?

Los férricos, nuestra industria, muy dependiente de la siderurgia, los va a utilizar bien. Pero comienza a surgir la problemática de que en los procesos de fabricación cada día hay más plásticos: polietileno de alta y baja densidad, PVC, etcétera.

> ¿Y qué puede ofrecer Zabalgarbi?

Primero, seguimos atendiendo a la parte del residuo urbano, que va a existir. Pero tenemos que seguir adaptándonos, mejorando e ir buscando acomodo para ese tipo de residuo del que hablábamos. Antes de que emigre por ahí, que es lo que suele pasar, pues que podamos tratarlo aquí. Y poco a poco, desde 2015, hemos ido introduciendo diferentes residuos en nuestra gestión de esa procedencia. Estamos ya trabajando en todo eso y entendemos que el residuo industrial irá en aumento.

"Un 65% del residuo generado en Euskadi, alrededor de 4 millones de t, es industrial"

> ¿Cree que el nuevo Plan de Prevención y Gestión de Residuos de Bizkaia, que contempla menos generación y más valorización material, también influirá en este sentido?

En teoría, si se cumple la planificación, habrá una reducción de entrada de residuos urbanos de aquí a 2030. Hueco que deja, hueco que tenemos que cubrir. Y ahí entra la parte industrial.

> Y teniendo esto en cuenta, ¿está la planta de Zabalgarbi bien dimensionada para hacer frente a este cambio o necesitaría ampliarse?

Vamos a ver cómo evoluciona en los próximos tres años esa planificación, teniendo en cuenta que la de Euskadi sí está aprobada y que en la de Euskadi sí hay excedentes migrantes de residuos, hacia el Estado o hacia Europa, que pueden ser tratados aquí. Nuestro nacimiento fue para atender al residuo urbano y hasta el año 2029 tenemos compromiso con Bizkaia en residuo urbano.

> Parece que 2029 puede marcar un punto de inflexión...

Ya estamos preparándonos. Hemos hecho pruebas de todos los tipos, maneras y formas. Hemos gasificado combustible sólido recuperado de plásticos. ¿Merece la pena económicamente hablando? ¿El impacto ambiental de una gasificación es menor que el de una incineración?... Estas pruebas las voy poniendo en consideración de los accionistas y ellos tienen que valorarlas. Y llevamos una estrategia muy bien definida en paralelo. Tenemos una dirección de proyectos que busca qué valorización energética para cada una de las fracciones es la mejor y parte de esos proyectos están relacionados con la industria. El momento es muy bonito, muy interesante, porque, superado el temor a estas plantas, lo que hay que hacer es darles potencial”.

> ¿Está hablando de diversificar?

De encontrar qué tenemos que hacer: si seguir haciendo electricidad, si tenemos que hacer almacenamientos de energía, si tenemos que distribuir calor, cómo… Todos esos son los frentes que tenemos abiertos. Ese es el futuro… Sobre todo, diversificar sin abandonar la parte de la electricidad. Tenemos una ‘gasinera’ que luego puede convertirse en ‘hidrolinera’. ¿Por qué no hacer con CO2 algo relacionado con la agricultura? Generar polos de atracción que puedan venir por aquí...

"En la última década llevamos unos 54 millones de euros invertidos"

> ¿Qué papel juega la inversión en el desarrollo de la planta de Zabalgarbi?

Es constante, porque las exigencias más ambientales del proceso industrial nos lo exigen. Sólo en los últimos 10 años, llevamos 54 millones de euros invertidos, aproximadamente. Más lo que se gasta en operación y mantenimiento.

> Precisamente, hace unos días abordaron la parada técnica anual. ¿Qué actuaciones de las llevadas a cabo destacaría?

El cambio de tres de las torres de refrigeración de la planta, que nos va a permitir una reducción del consumo de agua, porque también estamos buscando la disminución de nuestra huella hídrica. La inversión ronda un millón de euros y las obras las acometen empresas locales.

> Y, de cara al futuro, ¿qué otras inversiones barajan?

Como he comentado, estamos pendientes de abordar hacia dónde queremos ir en función de la evolución de las prognosis de la planificación de residuos que Bizkaia y Euskadi tienen encima de la mesa hecha. Empezar a buscar la mejor tecnología de aplicación aquí. También hay que seguir trabajando en el revamping de la planta, como venimos haciendo de forma recurrente. Ahí están, por ejemplo, proyectos ya ejecutados como el del nuevo filtro de mangas, los difusores que hemos instalado para la inyección amoniacal con el objetivo de reducir las emisiones de NOx o el cambio de los escoliadores.

> El desarrollo tecnológico continuo es otra de las señas de identidad de la compañía. Creo que, actualmente, trabajan en torno a la descarbonización, la eficiencia y nuevos proyectos de energías renovables. ¿No es así?

Y añadiría la digitalización. En este sentido, tenemos, por ejemplo, prácticamente terminado el gemelo digital de la planta. Eso, si lo pones en valor económico, es terrible, porque la predicción que te da del mantenimiento de los equipos principales va a permitir comprar mejor, trabajar y parar en los momentos más adecuados, etc. Si le sumas la Inteligencia Artificial… Todo ese proceso de adaptación que viene me parece fascinante y un reto.

> ¿Qué me dice del resto de líneas mencionadas?

Respecto a la descarbonización y la eficiencia, simplemente con un proyecto que tenemos para el año que viene de un sobrecalentador ESH más pequeño, vamos a reducir nuestra huella de carbono directa, más si cabe, frente a lo que es el vertido. En concreto, gracias a la reducción del consumo de gas, nuestra huella de carbono se va a reducir en cerca de un 80-85 por ciento. Asimismo, seremos más eficientes económicamente porque podremos utilizar esa herramienta cuando entendamos que vamos a tener más valor en nuestros márgenes a la hora de exportar electricidad.

> ¿Podría precisar algo más de esta nueva actuación?

Se trata de una inversión potente, de 12 millones de euros. Un nuevo modo de funcionamiento, más eficiente, de Zabalgarbi, en todos sus ámbitos. Como decía: descarbonización, eficiencia energética y eficiencia económica.

> ¿En qué estado se encuentra el proyecto y qué plazos manejan para el mismo?

Dos de las tres partes de las que consta están contratadas ya. El equipo sobrecalentador del vapor de incineración está ya en fabricación por parte de Lointek. La turbina de vapor está adaptándose por el fabricante y nos faltan por contratar la parte del montaje, de conexión entre uno y otro, para lo que trataremos de contar con empresas locales. Vamos buscando entre un 60 y un 70 por ciento mínimo de compromiso de trabajar con empresas de Bizkaia. En cuanto a los plazos que manejamos, en mayo de 2025 tenemos que estar instalándolo en nuestra parada anual y en tres semanas tendría que estar en marcha.

CARA O CRUZ

LegalCookiesCondicionesSuscripcionesContactoNosotros

Todos los derechos reservados Industria y Comunicación S.A.