La noche de la empresa vasca 2022
REGISTRO

El salto a la cuarta dimensión

La producción de la Vito EQV animará la potenciación de toda la industria suministradora de la planta alavesa

La futura VS-21 requerirá medios en montaje y pintura que aumenten la flexibilidad.
MERCEDES-BENZ

FOTO:

Y el Mejor Empresario Vasco del Año 2021 es...
REGISTRO
Jesús Galindo
Vitoria
1/9/22
TAGS:
Text Link

El plan diseñado por Mercedes Benz para posicionar la fábrica de Vitoria en vanguardia de la fabricación de furgonetas y monovolúmenes 100 por ciento eléctricos ha entrado en su fase final. Tras casar todas las piezas del rompecabezas, el proyecto de la dirección de Vitoria, liderado por Emilio Titos, ha convencido a los ejecutivos del grupo en Alemania y a los trabajadores de Vitoria, que han ratificado mayoritariamente el convenio colectivo hasta 2026. El nuevo escenario facilitará la ejecución del plan más ambicioso de los diseñados por el grupo para la construcción de las instalaciones en las que se ensamblarán los futuros modelos eléctricos, cuya entrada en servicio se retrasará del 2024 previsto inicialmente al 2025, si no surgen imprevistos, o al 2026.

Tampoco debe olvidarse que Mercedes Vitoria ha adelantado la contratación de numerosos trabajos de ingeniería que agilizarán la licitación y contratación de los diversos paquetes de obra, sistemas y equipos. A falta de conocerse los detalles del proyecto, diversas fuentes consultadas por Empresa XXI indican que el grueso de la inversión se destinará a la remodelación y mejora de las actuales líneas, para elevar la productividad en el área de fabricación; y al despliegue de un intensivo plan para las futuras líneas del montaje en bruto y final y de pintura para la cuarta generación de la Vito, que inició su andadura en 1995.

Reducción de impacto ambiental

En concreto, estos interlocutores destacan la ejecución de un programa de inversiones que se afrontará en diversas fases para, entre otros aspectos, adaptar, renovar y ampliar la capacidad de todo el montaje, que se desarrollará en el espacio que actualmente se dedica a una nueva nave de pintura, que sustituirá a la actual y que incidirá en dos aspectos básicos en la estrategia de Mercedes Benz, la reducción de impacto medioambiental de su actividad y la potenciación de la flexibilidad. La fábrica de Vitoria, inicialmente, mantendrá la producción de las furgonetas Vito y eVito y de los monovolúmenes Clase V y EQV durante los próximos años. Las fuentes consultadas no se arriesgan a establecer objetivos de fabricación anual, dado que el equipo de ingeniería de la planta alavesa ha demostrado una gran capacidad de innovación en la introducción de mejoras que han elevado de forma sustancial los topes nominales de todas las líneas, a lo que se debe agregar el impacto del nuevo Convenio Colectivo en la flexibilización de los turnos. La capacidad actual de la fábrica, a tres turnos, se estima en 150.000 unidades, aunque el plan de negocio para 2022 prevé que salgan de sus líneas de montaje 158.000 vehículos.

Toda la producción vendida

Una vez que el futuro sistema industrial entre en servicio, a mediados de la presente década, la producción podría elevarse hasta las 200.000 unidades anuales. En este caso, los interlocutores destacan que la demanda de los vehículos fabricados en Vitoria es altísima. Los plazos de entrega de estos vehículos son actualmente de un año: “todo lo que se pueda producir en Vitoria está vendido”. La normalización de los plazos de entrega de la planta de Vitoria no creen que se produzca antes del cuarto trimestre de 2023. El factor producción, incluso para alguna de estas fuentes, puede verse alterado en los próximos años por la ampliación de los modelos a producir en Vitoria. Aseguran que la central alemana estudia desde hace tiempo posibles reasignaciones de modelos en toda su red, en la que Vitoria podría optar a la nueva Clase T, el primer monovolumen de Mercedes Benz surgido del industrial ligero Citan Tourer, que este año contará con versión eléctrica y también con una versión larga, al pasar de 4,56 a 4,92 metros. Pero esto, de momento, son especulaciones para una fábrica centrada en unos modelos de éxito mundial.

Titos cierra el círculo para la inversión de 1.200 millones y evita la victoria ‘aliada’

Mercedes Benz desembolsará 1.200 millones de euros en Vitoria en los próximos años. El proyecto supone una gran victoria empresarial para el automóvil en España, que se suma a la reciente asignación de vehículos eléctricos para Ford en Almusafes. En el caso de Alava, la exclusividad del programa EQV se sustenta en el trabajo del equipo de Emilio Titos en los últimos quince años, que ha debido superar análisis extraordinariamente exigentes del grupo Daimler, en un momento de transición que ha supuesto replantearse todo el negocio y la posición de cada planta dentro de la estrategia industrial hasta 2039. Este factor ha pesado más que el sí de la plantilla al convenio a 2026, refrendado por el 57 por ciento, aunque su rechazo hubiera implicado tensiones de alto riesgo. En este caso, debe considerarse que Titos ha logrado una doble victoria, como el general Alava hace dos siglos. Este último contribuyó a la derrota de las tropas francesas en la batalla de Vitoria, pero también fue lo suficientemente rápido para cerrar las puertas de la capital alavesa a los aliados ingleses y portugueses, que dos meses más tarde saquearon y destruyeron San Sebastián. Como paralelismo, el equipo de Titos se impuso a sus rivales intragrupo por el proyecto, y fue ágil y dialogante para evitar que los ‘aliados’ de ELA, LAB y ESK amargasen el triunfo. El hecho cierto es que la fábrica de Vitoria, cuando la inversión sea realidad, conseguirá que su plantilla sea casi un 70% superior a la de 2008. Más de 5.000 nóminas que tienen un valedor en la dirección industrial del proyecto, y que además aportarán un pilar sólido a la economía vasca.

LegalCookiesCondicionesSuscripcionesContactoNosotros

Todos los derechos reservados Industria y Comunicación S.A.