Arteche recibe viento favorable a su expansión

La visibilidad para 2022 y 2023 respalda el mantenimiento de los planes de inversión orgánica y corporativa

Junta de accionistas de Arteche celebrada el pasado mes de mayo.
ARTECHE

FOTO:

Jesús Galindo
Mungia
1/6/22

La presentación de resultado de Arteche, previa a la celebración de la Junta de accionistas, evidenció que el grupo solo tiene dos puntos de preocupación, como consecuencia del impacto de la inflación en los materiales y de los precios logísticos: el cumplimiento de los plazos de entrega de los pedidos y el mantenimiento de la rentabilidad sobre ventas. El presidente y CEO de Arteche, Alexander Artetxe, no ocultó su optimismo: “La electrificación genera vientos de cola para el sector. En los primeros meses de 2022 estamos cumpliendo todos los objetivos de crecimiento y la visibilidad es buena para 2022 y 2023. Las inversiones en infraestructuras eléctricas se mantienen fuertes y el momento es realmente dulce” para los fabricantes de bienes de equipo eléctrico.

Alexander Artetxe: "El sector vive un momento dulce por la electrificación"

En este escenario, Artetxe refrendó los objetivos del plan a 2023: “Mantenemos los tres ejes principales: crecimiento orgánico e inorgánico, rentabilidad y solvencia”. Las herramientas para alcanzarlos requerirán profundizar en la “diversificación mundial y en ganar posiciones en Asia. En Europa y América del Norte y del Sur contamos con una posición sólida. Para nosotros el servicio es lo primero y algunos productos viajan mal, por lo que necesitamos producirlos cerca de nuestros clientes”.

Buen resultado en Turquía

De momento, la compra en 2021 de la empresa turca Esitas, con presencia también en Indonesia, está aportando “una evolución en 2022 por encima de la previsión, lo que ayuda a mejorar nuestra cuota en Asia” y reforzar el liderazgo en el negocio de Medida y monitorización. Las ventas en la zona asiática, en 2021, crecieron un 33,7 por ciento y representaron el 13 por ciento del grupo, frente al 40 por ciento de la región EMEA (+21,4%) y el 32 y 15 por ciento de Norteamérica y Latinoamérica.

15,5 millones de euros destina a los planes de inversión en I+D+i y en activos fijos

El plan de Arteche, sin embargo, seguirá priorizando nuevas zonas de Asia que “nos aporten cercanía y flexibilidad”, por lo que analizan oportunidades con la esperanza de que “alguna cristalice en 2022-2023”. En el apartado inorgánico, el grupo también completó en 2030 la compra del 42,4 por ciento del capital que no controlaba de la australiana SDO. El objetivo es acelerar las aplicaciones de la disruptiva tecnología de los transformadores de fibra óptica para ganar cuota en las conexiones de energías renovables. También creó una empresa mixta junto a Hitachi para proyectarse en los transformadores aislados en gas sostenible.

Inversiones industriales

Otros ejes prioritarios se centran de la innovación y la eficiencia industrial. Si Asia aparece como el escenario para creer en facturación, la I+D y líneas de producción se erigen en los pilares para mantener la rotación de productos y los márgenes de negocio. En 2021, las inversiones internas del grupo sumaron 15,5 millones de euros en I+D+i (9,5 millones) y en activos materiales (6,0 millones).

Como señaló Alexander Artetxe a Empresa XXI, las inversiones anuales en Mungia mantendrán los objetivos de “mejorar la eficiencia” y se centrarán en “la digitalización y la automatización y robotización de los procesos”. En el pasado ejercicio, además, compraron un terreno y una nave para reforzar su posición en México. El plan de I+D+i de Arteche se ha fijado el desafío de completar “en dos o tres años un nuevo portfolio de producto”, que incluya todas las opciones de transformadores de aceite, gas, o fibra óptica, así como que sus tres líneas de producto (Medida y monitorización, Automatización y distribución de red y Fiabilidad de red) dispongan de la mejor tecnología en comunicaciones IoT, o ciberseguridad, además de un gran salto en ecodiseño y sostenibilidad. Estos objetivos se concretaron en 2021 en un desembolso en I+D+i de 9,5 millones de euros y el trabajo de sus tecnólogos en 70 proyectos en sus ocho centros de desarrollo y 25 colaboraciones externas. Como inciden en su información corporativa, “el 80 por ciento del volumen de contratación se ha logrado gracias a productos actualizados los tres últimos años”.

Primer año en Bolsa

El presidente de Arteche, por último, valoró la salida a cotización bursátil en el BME Growth, en junio de 2021, como “un paso estratégico para impulsar el crecimiento”. La operación les aportó 30 millones de euros y nuevos accionistas, destacando el grupo local Onchena, que adquirió un 5,2 por ciento del capital, pero que no tiene presencia en el consejo de administración: “No hay propuestas a la Junta de cambios en el Consejo, ni tampoco se han solicitado”. Sí se aprobó el pago de un dividendo equivalente al 30 por ciento del beneficio: “El objetivo es mantenerlo en una horquilla del 25-50 por ciento, pero sin condicionar el plan de crecimiento”.

LegalCookiesCondicionesSuscripcionesContactoNosotros

Todos los derechos reservados Industria y Comunicación S.A.