Unesid y sindicatos reclaman al Gobierno un estatuto del consumidor electrointensivo de forma urgente

La colada española ralentizó su caída a un 33,7% en el mes de mayo

Por
Iñaki Calvo
16/7/2020
Sección:
Observatorios

Unesid y las federaciones de industria de los sindicatos CC.OO. y UGT han remitido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, una carta en la que solicitan de forma urgente que el Ejecutivo impulse la aprobación de un estatuto del consumidor electrointensivo que garantice “una solución real, normativa y de futuro” a la industria siderúrgica española eliminando la “brecha competitiva” que para el sector genera el precio de esta energía en España. En la misiva, que ha coincidido con la 52 junta general de Unesid, también piden que el Gobierno de España anuncie públicamente el compromiso de completar la cuantía de la compensación por costes indirectos soportados en 2019 hasta el máximo autorizado por la CE y que se pongan en marcha las correspondientes modificaciones y transferencias de créditos para ha cerla
efectiva.

Asimismo, los secretarios generales de las dos federaciones sindicales y el director de Unesid, que rubrican la carta, exigen que el operador del sistema eléctrico (REE) convoque una nueva subasta del servicio de interrumpibilidad “con cuantía suficiente, en potencia y en presupuesto” para que este servicio sea “adecuadamente retribuido”. Por último, reclaman que se incluya a la industria siderúrgica y a sus trabajadores en los planes de formación y adaptación profesional que el Gobierno ha anunciado recientemente con ocasión del plan de la industria del automóvil.

Por otro lado, la producción española de acero ralentizó en mayo su caída interanual con respecto al mes anterior, aunque se situó en un preocupante 33,7 por ciento, según los últimos datos publicados por la WSA. Eso sí, en términos absolutos, la de mayo fue la segunda mayor colada del año en España, con 833.000 toneladas, solo por detrás de marzo, con 1,17 millones. Los datos de la asociación mundial ponen de manifiesto un retroceso generalizado a nivel mundial en mayo como consecuencia de los efectos de la covid-19. No obstante, la caída media a nivel global fue mucho más contenida que en España, situándose en el 8,7 por ciento.

Absolutamente todos los grandes fabricantes mundiales de acero experimentaron descensos interanuales de sus coladas en mayo excepto China, que incrementó la suya un 4,2 por ciento. La de la UE se hundió un 26,8 por ciento con Italia y Francia a la cabeza y Alemania protagonizando un retroceso más moderado. La de EE.UU. cayó un 36,6 por ciento, la de India un 39,1 y la de Japón un 31,8, mientras que la de Rusia solo se contrajo un 4,8 por ciento.

En otro orden de cosas, la actividad media del sector español en los cinco primeros meses del año se redujo un 23,7 por ciento mientras que la de sector tubero lo hizo un 17 por ciento, según el INE.

Tags: