Las exportaciones vuelven al crecimiento positivo en julio tras cuatro meses de descalabros

Con una progresión del 11,1%, y a la espera de que la mejore se confirme en los meses posteriores, el acumulado anual arroja un descenso del 16,2%

This is some text inside of a div block.
This is some text inside of a div block.
Text Link
Iñaki Calvo

Las exportaciones españolas de acero volvieron a crecer en julio en términos interanuales después de cuatro meses seguidos de fuertes descensos que oscilaron entre el 19 por ciento de marzo y el 54,2 de junio. En concreto, en el séptimo mes del año, el incremento relativo fue del 11,1 por ciento. A la espera de ver si la mejora se confirma en meses posteriores, lo cierto es que el acumulado anual de las ventas internacionales de las empresas españolas arroja un descenso del 16,2 por ciento, lo que les impide llegar a la cuota de los 4 millones de toneladas a esas alturas del año, una barrera que ha bían superado con creces en el transcurso del último lustro. En los siete primeros meses del año, las exportaciones se redujeron a todos los principales mercados del acero español (Francia, Portugal, Italia y Alemania, en este orden), si bien el descenso fue particularmente intenso en el caso del vecino luso (-26,6%).

En cuanto a las importaciones de acero, continuaron con la senda bajista iniciada en marzo y se intensificaron respecto al mes anterior, alcanzando un retroceso interanual del 28,3 por ciento y un acumulado hasta julio del 18,5. En esta primera mitad larga del año, el volumen del acero procedente de Francia, el principal proveedor, se contrajo un 20,3 por ciento, el de Alemania creció un 3,5 y el de Turquía cayó un 20,2. La importación de acero ruso apenas descendió tres décimas y la del chino un 40,2 por ciento, si bien su peso en las entradas españolas es mucho menos significativo (se trata del décimo proveedor).

LegalCookiesCondicionesSuscripcionesContactoNosotros

Todos los derechos reservados Industria y Comunicación S.A.