Las EPSV individuales afrontan un ejercicio 2020 de vértigo

Tras completar un buen 2019 en cuotas y rendimiento, se miden al derrumbe de la Bolsa y el empleo auspiciado por el coronavirus

Por
Jesús Galindo
24/6/2020
Sección:
Finanzas

El sector de las EPSV individuales, en 2019, encarriló su actividad en el ciclo alcista tras varios años de atonía. Los datos facilitados por la Federación de EPSV de Euskadi, analizados por Empresa XXI, reflejaron que las cuotas en el sector repuntaron un 4,7 por ciento y el patrimonio un 7,8 por ciento, mientras que las prestaciones cayeron un 3,4 por ciento; además, la rentabilidad del patrimonio se situó sobre el 7 por ciento. El análisis trimestral de los datos confirmó la progresiva recuperación del sector, en lo que jugó a favor la recuperación de las bolsas internacionales -el Ibex 35, con un 11,8%, registró una de las alzas más discretas- y la consolidación del volumen de em pleo.

Como referencia, en 2018, tanto las cuotas como las prestaciones prácticamente no se movieron, pero el patrimonio cedió un 3,5 por ciento. De los grandes, sobresalieron las alzas en cuotas de Baskepensiones (+6,2%) y Gerocaixa (+9,0%) y la baja en abonos de Laboral (-14,1%). En las de empleo, Itzarri-Gobierno Vasco aumentó cuotas un 67,3 por ciento, mientras que Lagun Aro las incrementó en un 7,6 por ciento. Sin embargo, la normalización de la inversión en previsión, como el resto de la economía, se enfrenta a un 2020 que echa abajo todas las previsiones.

La baja de la Bolsa del 30 por ciento en marzo, la pérdida de valor de los activos y los negros pronósticos para el empleo en los próximos meses y su efecto en el ahorro, así como la posibilidad abierta de que los desempleados recuperen sus ahorros en estos productos, supondrán la rotura del ciclo alcista. A lo anterior se suma el desequilibrio del sector público, que acabará incidiendo en la fiscalidad.

Descarga Empresa XXI de 15-4-2020 para consultar los rankings de evolución en 2019 de las EPSVs individuales y de empleo.

Tags: