El nudo europeo

No sabemos si las cosas son como parecen, o parecen como son, pero los indicios apuntan a una sentencia comunitaria.

Por
Jesús Galindo
24/6/2021
Sección:
Opinión

Triste es decirlo y peor comprobarlo. Las instituciones europeas, y ajenas, han empezado a armar el cordón sanitario a España. Una afición muy de la ‘izquierda’ local que se contagia, aunque fuera de la frontera pirenaica no suelen presumir, sino actuar.

El 19 de septiembre de 2019, el Parlamento Europeo aprobó una resulución que condenaba los regímenes nazi y asimilados y comunistas -no insistáis, ninguno llegó al poder democráticamente-. El actual Gobierno de España, al menos en una parte, está plenamente de acuerdo con el 50% de la resolución, para la otra mitad se muestra esquivo. No es un pensamiento excepcional. En otras zonas y otros partidos, el grado de sensibilidad alcanza un nivel similar, aunque cambiando la página. España, en el 2011, era un peligro económico para la eurozona, pero políticamente estaba alineado con el pensamiento fundacional de la UE. La España de 2020, además de un peligro económico latente para el euro, se ha convertido en un sospechoso político. Resulta muy difícil pensar que el BCE y la CE vayan a asfaltar la autopista social-comunista que niega el presidente Sánchez, pero que su vicepresidente Iglesias reivindica en la tribuna del Congreso. Grecia no solo es una de las cunas de nuestra civilización, sino un friso labrado de que el oro europeo no alimenta el populismo. El falso apoyo de Alemania dejó a Nadia Calviño sin presidencia del Eurogrupo; hace unos días, León perdió la votación para acoger la Agencia Europea de Ciberseguridad; y el Gobierno comunitario ya vigila a España -a su Ejecutivo-, como a Hungria y Polonia, por la orientación de sus proyectos de ley. No digamos nada del bofetón yanki- marroquí a un país en el que el Tío Sam dispone de varias bases y es uno de los pilares de su defensa, sobre todo Rota.

No se ha oído ni una palabra del Gobierno, que cumple ese viejo adagio “de fuerte con débiles y débil con los fuertes”. No depositen grandes esperanzas en los famosos fondos de nueva generación. De momento, en el presupuesto de la UE nos han subido la tarifa presupuestaria anual y nos mantienen como contribuyentes netos a pesar del hundimento del PIB per cápita respecto a la media UE. Otros se han rebajado el pago. ¿Qué motivo hay para aflojar el nudo?

No items found.
Tags:

Para seguir leyendo, suscríbase a Empresa XXI

business

8€*
/mes

21 números de Empresa XXI

+ versión digital

QUIERO SUSCRIBIRME
* Facturable 96 € + IVA / Año

PREMIUM

12€*
/mes

21 números de Empresa XXI

+ versión digital

+ QeQ en la Economía Vasca

+ suplementos

+ precio garantizado 3 años

QUIERO SUSCRIBIRME
* Facturable 145€ IVA incluido / Año

DIGITAL

10€*
/mes

21 ediciones digitales

+ suplementos digitales

QUIERO SUSCRIBIRME
* Facturable 120 € + IVA / Año

basic

$12
month

Cloneable Content

Beautiful Templates

Detailed Guides

Get Started

business

$32
month

Cloneable Content

Beautiful Templates

Detailed Guides

Expert Support

Get Started
* Billed as $420 yearly

Professional

$79
month

Cloneable Content

Beautiful Templates

Detailed Guides

Expert Support

Communities & Groups

Inspiration & Jobs

Get Started