Deuda pública

Se trata de cuantías que hubieran desestabilizado el mercado si no intervienen los bancos centrales.

Por
Jon Larrinaga
22/12/2020
Sección:
Opinión

Una de las herencias de la crisis financiera y del COVID que más preocupan a los agentes económicos es la importante acumulación de deuda pública producida. Sólo los déficit presupuestarios antiCOVID han supuesto un incremento de entre un 15/20% en la deuda pública/PIB de las economías avanzadas y de un 40% en el balance del BCE. Según las últimas previsiones de la OCDE y FMI, los saldos de deuda en 2022 alcanzarán los siguiente niveles sobre PIB: 135% en USA; 105% en la Eurozona; 263% en Japón; 122% en España; 118% en Francia; 156% en Italia; y un 76% en Alemania. Se trata de cuantías que hubieran desestabilizado el mercado de deuda si no se hubiera producido la intervención de los bancos centrales con sus facilidades cuantitativas y de compra de deuda pública y privada. De hecho llevamos más de una década desde que la FED inauguró esta política y la irrupción del Covid obligará a una prórroga cuya duración se desconoce.

Estos diez años, las facilidades de liquidez han sido compatibles con una reducción y control de la inflación, lo que ha permitido a los bancos centrales seguir cumpliendo con su función de garantes de la estabilidad monetaria. Además, su intervención ha contribuido a reducir los tipos de interés, aliviando la carga financiera de la deuda de forma notable. En 2004, la Eurozona pagaba por una deuda/PIB del 70% hasta un 2,7% de su PIB en intereses; en 2022, con una deuda/PIB del 105% abonará en intereses un 1,1% del PIB. Cuando la vacuna empiece a producir sus efectos económicos positivos y la economía real consolide su crecimiento será el momento de ir aligerando el balance del BCE, sin desestabilizar el mercado de la deuda europea. Según un reciente informe realizado por O. Blanchard, exFMI, para el BCE, en un contexto de baja inflación como se prevé por un tiempo, en la UE se deberán conciliar unas políticas presupuestarias de apoyo a la inversión con una retirada lenta de las facilidades monetarias, que no desestabilicen el mercado de deuda pública de los distintos países miembros. En este contexto, el MEDE debería emitir eurobonos para incorporar a su balance la deuda Covid que hoy reside en el BCE, consolidando así la Unión Presupuestaria Europea.

Para seguir leyendo, suscríbase a Empresa XXI

básico

0€
/mes

3 números de Empresa XXI

3 versiones digitales

QUIERO SUSCRIBIRME
** A elegir por el suscriptor.
No incluye Quién es Quién en la Economía Vasca

business

7€*
/mes

21 números de Empresa XXI

21 versiones digitales

QUIERO SUSCRIBIRME
* Facturable 84 € IVA incluido / Año
** A elegir por el suscriptor.
No incluye Quién es Quién en la Economía Vasca

PREMIUM

13€*
/mes

21 números de Empresa XXI

Todas las versiones digitales

QeQ en la Economía Vasca

Todos los suplementos

Precio garantizado por 3 años

QUIERO SUSCRIBIRME
* Facturable 153 € IVA incluido / Año

basic

$12
month

Cloneable Content

Beautiful Templates

Detailed Guides

Get Started

business

$32
month

Cloneable Content

Beautiful Templates

Detailed Guides

Expert Support

Get Started
* Billed as $420 yearly

Professional

$79
month

Cloneable Content

Beautiful Templates

Detailed Guides

Expert Support

Communities & Groups

Inspiration & Jobs

Get Started
Tags:
No items found.